Vida Sana

Al fin, silencio: éxito en un tratamiento experimental contra los acúfenos

El también llamado tinnitus es una enfermedad caracterizada por un constante y molesto pitido en el oído. Se calcula que lo sufren unas cuatro millones de personas en España.

logo
Al fin, silencio: éxito en un tratamiento experimental contra los acúfenos
Tratamiento experimental contra el tinnitus.

Tratamiento experimental contra el tinnitus.

Resumen:

La periodista Carme Chaparro confesaba hace algunas semanas que padece una enfermedad que se le hace "insoportable". Hablaba del síndrome de Meniere, una enfermedad que afecta al oído y cuyo principal síntoma es un pitido constante en el oído. El tinnitus o acúfenos, ese pitido constante en el oído, afecta en España hasta a cuatro millones de personas, según la Asociación de personas afectadas por tinnitus (APAT). Para todos ellos, un nuevo tratamiento experimental abre una vía de esperanza. La investigación, que acaba de ser publicada en Science Traslacional Medicine,  consiste en una intervención de 30 minutos de estimulación alternante de audio y somatosensorial, emitida como tonos de sonido breves a través de auriculares y pulsos leves en el cuello o la mejilla.   Los investigadores contaron con la participación de 20 personas en un estudio cruzado doble ciego controlado con simulación.

La periodista Carme Chaparro confesaba hace algunas semanas que padece una enfermedad que se le hace «insoportable». Hablaba del síndrome de Meniere, una enfermedad que afecta al oído y cuyo principal síntoma es un pitido constante en el oído. «No tengo consciencia de haber escuchado en alguna ocasión el silencio», decía la presentadora en el programa de TV Viva la vida, «al final te acostumbras y dejas de ir a sitios con mucho ruido porque no escuchas».

«No tengo consciencia de haber escuchado en alguna ocasión el silencio», dice Carme Chaparro

El tinnitus o acúfenos, ese pitido constante en el oído, afecta en España hasta a cuatro millones de personas, según la Asociación de personas afectadas por tinnitus (APAT), y a otros muchos personajes conocidos como el actor Steve Martin, el cantante Phil Collins, el ex presidente de EEUU Ronald Reagan o el músico Ludwig van Beethoveen.

Para todos ellos, un nuevo tratamiento experimental abre una vía de esperanza. La investigación, que acaba de ser publicada en Science Traslacional Medicine,  consiste en una intervención de 30 minutos de estimulación alternante de audio y somatosensorial, emitida como tonos de sonido breves a través de auriculares y pulsos leves en el cuello o la mejilla.

La investigación destaca que el tinnitus surge a veces después de la exposición excesiva a ruidos fuertes, que es una de las razones por las que es la discapacidad más común relacionada con el servicio entre el personal militar. Y mientras que los tratamientos actuales implican cirugías invasivas o simplemente ajustan las actitudes de los individuos afectados sobre escuchar ruidos persistentes en lugar de abordar las causas neurológicas subyacentes.

Trabajos previos sugerían que el tinnitus surge del disparo simultáneo y espontáneo por redes de neuronas en una región del cerebro llamada núcleo coclear dorsal. Así, el equipo de esta investigación, liderado por Kendra Marks, buscó un método para interrumpir la sincronía espontánea (o la activación sincronizada de las neuronas).

El tinnitus puede producirse, según los expertos, tras una exposición excesiva a ruidos fuertes

Los investigadores contaron con la participación de 20 personas en un estudio cruzado doble ciego controlado con simulación. Primero, demostraron que los tratamientos de 20 minutos de estimulación alternante de audio y somatosensorial interrumpían la sincronía espontánea y aliviaron los síntomas del comportamiento en un modelo de tinnitus de conejillo de Indias. Después, desarrollaron una unidad para llevar a casa a las personas con tinnitus y que se autoadministrasen los estímulos durante 30 minutos cada día en el transcurso de cuatro semanas.

Durante el estudio, dos individuos informaron la eliminación completa de los sonidos fantasma, y ​​once participantes notaron reducciones en el volumen o el tono percibidos, lo que los llevó a caracterizar su tinnitus como menos «severo» o «penetrante». Los autores señalaron que alternar los dos estímulos fue crucial: ni los animales ni los humanos habían reducido el tinnitus cuando solo escucharon pulsos de sonido.

La investigación abre la puerta a un tratamiento eficaz para las personas que sufren esta dolencia en el mundo y que se calcula en torno a un 10% de la población.

Comentar ()