Vida Sana

Consejos para superar este ‘Blue Monday’, el día más triste del año

logo
Consejos para superar este ‘Blue Monday’, el día más triste del año
Consejos para superar el blue monday el dia mas triste del año.

Consejos para superar el blue monday el dia mas triste del año.

Resumen:

El frío, los propósitos incumpliéndose, el arranque de la semana… De todos los días del año, este lunes – el tercero de enero – será el día más triste de 2018 y se llama Lunes Azul – o Blue Monday -.

Para evitar que nos afecte mucho esta última variable de la motivación, la psicóloga de la clínica JM Psicologia, Judit March, recomienda no plantearse objetivosa largo plazo o poco realistas, ya que suele desmotivar a los pocos días de marcáselos.

Y es que, aunque a principios de año la mayoría de las personas se suelen plantear una serie de propósitos para cumplir durante los 12 meses siguientes, a mitad del mes de enero la mayoría ha perdido la motivación por alcanzarlos, invadiendo en ellos un sentimiento de tristeza y decaimiento.

“Dado que los buenos propósitos son conceptos ambiguos y difusos, nos ayuda más a progresar definir metas u objetivos claros y concretos. Por ejemplo, si uno se propone ir al gimnasio es importante concretar bien los días en los que se irá a entrenar y el momento temporal”, ha señalado la también miembro de Doctoralia.

El frío, los propósitos incumpliéndose, el arranque de la semana… De todos los días del año, este lunes – el tercero de enero – será el día más triste de 2018 y se llama Lunes Azul – o Blue Monday -. Lo bautizó así un psicólogo de la Universidad de Cardiff (Reino Unido), Cliff Arnall, tras hallarlo como resultado de una ecuación en la que metió variables climáticas, de economía, de tiempo desde Navidad y motivación.

Para evitar que nos afecte mucho esta última variable de la motivación, la psicóloga de la clínica JM Psicologia, Judit March, recomienda no plantearse objetivosa largo plazo o poco realistas, ya que suele desmotivar a los pocos días de marcáselos (más o menos 15 días después del arranque del año, es decir, hoy).

Y es que, aunque a principios de año la mayoría de las personas se suelen plantear una serie de propósitos para cumplir durante los 12 meses siguientes, a mitad del mes de enero la mayoría ha perdido la motivación por alcanzarlos, invadiendo en ellos un sentimiento de tristeza y decaimiento. “Dado que los buenos propósitos son conceptos ambiguos y difusos, nos ayuda más a progresar definir metas u objetivos claros y concretos. Por ejemplo, si uno se propone ir al gimnasio es importante concretar bien los días en los que se irá a entrenar y el momento temporal”, ha señalado la también miembro de Doctoralia.

Por ello, y con el objetivo de conseguir que las metas sean más factibles, la doctora ha subrayado la importancia de no perder de vista la realidad y asegurarse que existen probabilidades para que los objetivos se cumplan. “Hay que abandonar falsas fantasías de éxito y enfocarnos en ideas realistas en las que nosotros somos los únicos autores”, comenta la experta, ganadora de los ‘Doctoralia Awards 2016’ en la categoría de ‘Psicología’, para destacar la necesidad de que los objetivos sean evaluables para controlar si se están cumpliendo de verdad o si se necesita cambiar la estrategia para lograrlo.

Cómo cumplir objetivos

Asimismo, y para dividir el “gran objetivo” en pequeñas metas, la experta ha recomendado preguntarse qué hay que hacer para acercarse al objetivo final. De esta manera, asegura, se reconocerán qué acciones se deben ejecutar previamente para llegar a la meta.

No obstante, a pesar de estos consejos, la doctora ha reconocido que siempre existen “saboteadores” de la motivación que alejan de los objetivos marcados como, por ejemplo, la hiperexigencia. “Las personas demasiado exigentes consigo mismas, si no lo hacen perfectamente bien, no consiguen su objetivo porque creen que ya no vale la pena continuar, saboteándose así a ellos mismos. Date permiso a fallar un día en el cumplimiento de tu meta u objetivo, pero ten como regla nunca saltarte dos días seguidos. Cuando te des por vencido y venga el agotamiento, descansa. Después, vuelve a abordar el tema con perspectiva”, ha enfatizado March.

El miedo y la procastinación son otros dos rivales de la motivación. En cuanto al primero, la psicóloga ha asegurado que es “normal experimentar inquietud” cuando uno se dispone a conseguir algo que se encuentra fuera de la zona de confort, si bien ha recordado que hay superarlo para alcanzar la meta.

Finalmente, en lo referente a la procastinación, uno de los sabotadores “más fuertes” de los objetivos y que consiste en ir retrasando las tareas necesarias para llegar al mismo y es la culpable de que año tras año se repitan los mismos propósitos, la doctora ha aconsejado empezar con la parte más sencilla de la tarea, pues una vez se cumpla se estará “más motivado” para acabarla y seguir trabajando en el objetivo marcado.