Son asociaciones y fundaciones que atienden a enfermos con grave daño cerebral y piden a la Comunidad de Madrid un acuerdo marco que “de verdad cubra los gastos reales” de este sector. Según los afectados, que se han concentrado frente a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid, “las subvenciones de un servicio que el Gobierno de Madrid ‘vende’ como gratuito y ejemplar, solo alcanza el 57% del coste real por plaza”.

Esta infrafinanciación lleva, según denuncian los afectados, a la renuncia de las pequeñas y medianas asociaciones y fundaciones, “no ya a ampliar su oferta de plazas en centros de día y la puesta en marcha de nuevas residencias, sino a la desaparición total del movimiento asociativo y fundacional por ahogamiento económico dando entrada así a grandes empresas en muchas ocasiones multinacionales que, legítimamente, pueden optar a quedarse y convertir en negocio lo que durante muchos años hemos ido creando los padres sin ningún ánimo de lucro y con no pocos sacrificios”.

Los familiares de  los enfermos aseguran que llevan tres años tratando de dialogar con la Comunidad de Madrid para aumentar esas subvenciones, sin haber conseguido su objetivo.

Para ilustrar sus peticiones  y con motivo de la manifestación, las asociaciones han querido subrayar que su petición asciende a 9.000 euros diarios de presupuesto, que representa el 0,016% de lo que la Comunidad invierte al día, según afirman. Así mismo, destacan que el presupuesto anual que demandan es de  tres millones al año, un 0,014% del global con que cuenta la Administración regional.