Salud | Vida Sana

El sarampión, la enfermedad 'eliminada' que crece en España y se dispara en Europa

logo
El sarampión, la enfermedad 'eliminada' que crece en España y se dispara en Europa

El sarampión crece en España y se dispara en Europa. EP

Resumen:

Solo los más mayores recuerdan ya el sarampión como una enfermedad frecuente en España. Sin embargo, esta enfermedad prácticamente erradicada vuelve a acechar a Europa, en gran parte por la corriente antivacunas. Hoy mismo, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García-Rojas, recordaba que el sarampión «que se pensaba eliminado en Europa», está ahora «irrumpiendo de forma absolutamente tremenda».

No es para menos. Los casos de sarampión se han triplicado en el continente en el primer trimestre de 2019. En otras regiones, como África, se ha disparado hasta un 700% y en España, aunque de forma más moderada, los casos también van en aumento. “Vivimos en una sociedad globalizada donde los virus viajan, y aunque no llegamos a las tasas de otros países de nuestro entorno como Francia o Italia, en España vemos que los casos no paran de aumentar”, afirma Ángela Domínguez, coordinadora del Grupo de Trabajo de Vacunas de la Sociedad Española de Epidemiología.

Desde que se introdujo en España la vacunación de este virus a principios de los ochenta, las tasas de esta enfermedad – que puede ser mortal – habían caído sostenidamente hasta 2011. Ese año, apoyada en la corriente antivacunas, los casos de sarampión se multiplicaron por 10 y la situación llegó a considerarse de “reemergencia” en zonas como la Comunidad Valenciana. Aunque la situación se empezó a revertir ya desde el año siguiente, los casos han vuelto a aumentar desde el año 2016.

Sarampión en España, 2006-2018

El pasado septiembre, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) advertía del descenso de la cobertura vacunal y del riesgo, de no revertirse la tendencia, de que aumenten los casos de la enfermedad. La tasa bajó del 94,7% 2016 al 92,4% en 2017.

“Se considera que la cobertura vacunal ha de ser del 95% para considerarse óptima, porque es la única forma de garantizar que no se produzcan epidemias importantes”, indica Domínguez, que señala que estas tasas son imprescindibles para proteger a los menores de un año – que aún no han recibido la primera dosis de la vacuna – y a enfermos u otras personas que tienen contraindicada la vacuna.

Una de las enfermedades más contagiosas

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa que puede llegar a ser “extremadamente grave”, según la OMS. “Un solo enfermo de sarampión puede contagiar a un gran número de personas”, afirma Domínguez. Se transmite por las gotas respiratorias y el virus puede vivir hasta dos horas fuera del enfermo.

En la mayoría de las veces – en los países desarrollados – la enfermedad se resuelve en 10 días tras cursas con fiebre, conjuntivitis, malestar y manchas en la piel, pero sobre todo en menores de un año y mayores o personas con enfermedades previas, pueden aparecer complicaciones. Desde diarrea u otitis en el 10% de los casos, hasta neumonía (en uno de cada 20 casos), encefalitis e incluso fallecimiento (en aproximadamente uno de cada 1.000 casos), según los datos del Departamento de Salud estadounidense.

«Incluso en los países de ingresos altos, las complicaciones tienen como resultado la hospitalización en hasta una cuarta parte de los casos, y pueden llevar a una discapacidad de por vida, desde daño cerebral y ceguera hasta pérdida de audición», advertía esta semana la OMS.

En Europa hay países donde la situación está considerada de «epidemia», según las últimas recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría, tales como Francia, Italia, Polonia o Rumanía. Estos países tienen hasta 10 veces más casos que España, no obstante.

Sarampión en la región europea de la OMS en 2018

También esta semana, en la revista New England Journal of Medicine, expertos estadounidenses alertaban de que a pesar de que en 2000 el sarampión se consideró eliminado en EEUU (al no registrarse la transmisión del virus en más de 12 meses), ahora se están experimentando “brotes preocupantes” de sarampión.

Estos expertos del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EEUU alertan también de que el sarampión «podría resurgir con toda su fuerza» por el descenso en las tasas de vacunación.

Todos los expertos coinciden en que las vacunas son seguras y que son, además, la única forma de prevenir y luchar con eficacia contra enfermedades infecciosas como ésta.  “Aunque España no tiene unas cifras que se puedan considerar preocupantes, queda mucho camino por recorrer hasta conseguir que la tasa de vacunación de la segunda dosis alcance el 95%”, concluye Domínguez.