La Consejería de Sanidad de Castilla y León ha activado el protocolo por coronavirus ante el caso de una mujer de nacionalidad china presuntamente llegada hace unos días del país oriental y que presentaba síntomas compatibles con la enfermedad, según han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo autonómico.

En concreto, la Junta ha iniciado la encuesta epidemiológica y clínica con una paciente de Valladolid en el marco de la situación de alerta por el nuevo coronavirus (2019-nCoV) ante una situación asistencial que afecta a esta paciente, que presentaba signos y síntomas de elevada intoxicación etílica. Derivado de ello, mostraba una actitud nada colaborativa con los servicios asistenciales y de Salud Pública. La paciente había regresado de Shanghái (China), una zona que no se encuentra entre las provincias en las que sí se ha declarado cuarentena.

Según informa El Norte de Castilla, la alerta se ha originado en el Pub Italia de la ciudad vallisoletana, en la Calle Italia, donde una mujer que asegura haber regresado de China hace diez días se encontraba mal y presentaba un cuadro de mareos y vómitos.

Pese a lo confuso del caso, Sacyl ha activado el protocolo del coronavirus, que obliga a que la paciente sea recogida en una ambulancia especial y por sanitarios con trajes especiales. La mujer ha sido trasladada al Hospital Universitario Río Hortega, utilizando para ello medios de la Gerencia de Emergencias Sanitarias, de acuerdo con los protocolos de seguridad laboral y de protección individual y colectiva establecidos, ha señalado la Consejería de Sanidad.

Las mismas fuentes han indicado que el Hospital Universitario Río Hortega dispone de los recursos humanos, técnicos y de infraestructura necesarios para el abordaje y gestión de este tipo de situaciones, contando sus profesionales tanto con la formación necesaria como la experiencia ante alertas epidemiológicas.

A la paciente se la mantendrá en situación de observación y permanecerá en aislamiento hospitalario; por el momento, esta situación no ha sido declarado como ‘caso en investigación’ a la espera de la evolución clínica de la paciente y de su actitud frente a los servicios asistenciales y epidemiológicos.

La Consejería de Sanidad ha insistido en que los sistemas de vigilancia y alerta de Salud Pública y los centros de atención sanitaria (tanto Primaria como hospitalaria) y de emergencias del conjunto del Sistema Nacional de Salud tienen experiencia y capacidad para el correcto seguimiento del procedimiento mencionado y manejo de casos sospechosos, siendo las medidas de actuación y protección similares a las que se toman ante otras enfermedades transmisibles frecuentes en el entorno en el que se vive.