La vuelta al trabajo en actividades no esenciales, en plena crisis del coronavirus, ha comenzado este lunes con reparto de mascarillas en las estaciones de transporte público.

En la estación de Atocha, de Madrid, por ejemplo, se ha observado poca gente y mucha mascarilla, según informa Nacho Encabo.

La Policía Municipal de Madrid informa en redes sociales desde las 6 de la mañana que está repartiendo mascarillas «en todos los intercambiadores de transportes, paradas de EMT, Metro y Cercanías Renfe hasta las 9 horas».

La Delegación del Gobierno de Madrid señala que «desde primera hora de la mañana» la Policía Nacional y la Municipal están repartiendo mascarillas en los intercambiadores de transporte y en las estaciones de Cercanías.

La hora punta se ha saldado sin aglomeraciones y «con una concurrencia muy limitada» de viajeros en las estaciones y los transportes públicos. Así lo indicó el ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, quien aseguró además que el reparto de mascarillas en los transportes se ha desarrollado «con normalidad».

«Este lunes, el reparto ha ido muy bien en las ocho comunidades autónomas en las que se ha producido, dado que en otras aún es festivo», declaró a RNE.

«La prueba está en que en Madrid no se han registrado aglomeraciones ni acumulaciones de personas, y se han repartido las mascarillas con normalidad», añadió.

Ábalos insistió en que la reactivación de los trabajos no esenciales no supone relajación alguna en el confinamiento, al contrario, «se vuelve al estado de alarma inicial e incluso con más limitaciones», remarcó, para añadir que, además, «se han reforzado las medidas de higiene y seguridad».

El ministerio del Interior reforzará la presencia de agentes en las estaciones de cercanías, metro y autobús y los principales nudos de transporte para comprobar que los desplazamientos no incumplen los puestos permitidos por el real decreto de estado de alarma.

Además, el Gobierno ha repartido en puntos logísticos de toda España un total de 10 millones de mascarillas que empezarán a distribuirse entre aquellas personas que tengan que desplazarse para trabajar en medios de transporte donde es más complejo mantener la distancia de seguridad.

El reparto de mascarillas en los accesos a las estaciones y lugares habilitados por las delegaciones lo realizarán efectivos y voluntarios de Protección Civil y agentes de policía de los cuerpos nacionales, autonómicos y locales, informa Efe.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha establecido que desde este lunes los servicios de transporte recuperarán los niveles de servicio de la segunda semana de confinamiento fijados por la orden de 23 de marzo, tras finalizar el periodo de vigencia del permiso retribuido recuperable.

A partir de este lunes 13 de abril, o del martes 14 en las comunidades autónomas en las que hoy es festivo (Cataluña, Valencia, Cantabria y País Vasco), se volverá a realizar un ajuste de los servicios de transporte de viajeros.

En concreto, se reforzará el servicio de Cercanías en hora punta, fundamentalmente en Madrid y Barcelona, y ligeramente en el resto de núcleos, de modo que se garantice el cumplimiento de las ratios recomendadas de distanciamiento entre los viajeros.

Respecto a los servicios de Media Distancia Convencional, la oferta será esencialmente la misma que se está prestando actualmente, «suficiente para garantizar las distancias mínimas y para dar respuesta a la mínima demanda de transporte existente actualmente», según Transportes, informa Europa Press.

El ministerio ya ha comunicado a las comunidades autónomas la recuperación de la vigencia de la citada orden ministerial, por lo que en los servicios de transporte público de viajeros de competencia autonómica o local que estén sometidos a contrato público u obligaciones de servicio público (OSP), las autoridades autonómicas y locales adaptarán de nuevo el porcentaje máximo de prestación de los servicios de su competencia.