El 73,1% de los españoles cree que son necesarias medidas impositivas, como multas y sanciones, para que se cumplan normas como el distanciamiento social o el uso de mascarillas en lugares públicos, según el estudio piloto sobre ‘bienestar emocional’ publicado este lunes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El informe no incluye información sobre la intención de voto.

El estudio refleja que sólo un 22,4% de los encuestados cree que para evitar la expansión del coronavirus es suficiente con confiar en que las personas cumplan voluntariamente con las normas del decreto de alarma.

Desde que se declaró la pandemia, un 64,9% de los españoles ha estado preocupado por no recuperar su vida tal y como era antes de la crisis sanitaria. Las otras inquietudes han sido la perdida de contacto con familiares o amigos (71,8%), el temor a enfermar (54,6%) y el miedo a perder el empleo personal o el de algún familiar (53,4%).

En la encuesta piloto también se recoge la opinión de los ciudadanos sobre la gestión de la pandemia por parte de diferentes instituciones. Así, un 45,8 por ciento de los españoles reconoce que la imagen que tiene del Gobierno de España ha empeorado por su gestión de la crisis de la COVID-19 frente a un 28,1 por ciento que asegura que ha mejorado, mientras que un 18 por ciento que afirma que sigue igual.

Por otro lado, la institución o colectivo que más ha mejorado su imagen ha sido el sistema de salud y las ONG, seguidas de las Fuerzas Armadas y de Seguridad del Estado.

Un 75,3 por ciento de los ciudadanos alaban el trabajo de todos los profesionales del sistema sanitario durante la crisis, y solo un 8,2 por ciento de los encuestados afirma que su opinión sobre ellos es peor que antes de la pandemia.

La imagen de las organizaciones humanitarias ha mejorado para un 65,1 por ciento, y solo un 5,8 estima que ha ido a peor. Las Fuerzas Armadas, involucradas en la operación Balmis, han mejorado su imagen pública para un 58,3 por ciento de los españoles, porcentaje similar en el caso de la Policía Nacional -58,2-, la Guardia Civil -57,8 por ciento- o el personal docente, valorado por un 52,1 por ciento. Posición intermedia han obtenido los gobiernos autonómicos y municipales.

Un 38,2 por ciento de los españoles ha visto mejorar su opinión sobre su Ejecutivo autonómico, en tanto que un 30,7 la ha empeorado.

En el caso de los ayuntamientos, un 44,2 aplaude el trabajo desarrollado por los entes locales durante la crisis sanitaria, mientras que un 19,3 le da una nota negativa.

En el furgón de cola de la valoración ciudadana se encuentra el Gobierno central, la Unión Europea y los medios de comunicación.

La labor desarrollada por la Unión Europea durante la crisis sanitaria es censurada por un 32,2 por ciento de los ciudadanos, mientras que la opinión de los españoles sobre los medios de comunicación ha empeorado para un 37,7 por ciento de los encuestados, once puntos más que quienes la aprecian.