La Junta de Castilla y León ha declarado dos brotes de COVID-19 en la provincia de Burgos con 16 casos positivos por PCR en la capital, según han informado a Europa Press fuentes de la Delegación Territorial.

Los dos brotes han sido importados de Aragón, un temporero y un joven que acudió a un cumpleaños fueron los transmisores. Así lo ha confirmado durante la mañana del lunes en una comparecencia telemática el alcalde de la capital burgalesa, Daniel de la Rosa. El regidor ha insistido en que estos brotes son examinados a través de los rastreadores de Atención Primaria, «Están controlados todos y cada uno de ellos, gracias a Dios».

Ante lo ocurrido, De la Rosa ha reseñado que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, le ha trasladado su preocupación por el número creciente de casos de contagios en la ciudad, máxime si se tiene en cuenta que Burgos llevaba semanas sin registrar nuevas infecciones.

Por ello, y tras mandar un mensaje a los jóvenes para que utilicen las mascarillas y eviten aglomeraciones, el alcalde ha pedido que no se relajen las medidas de seguridad y se evite viajar a zonas con brotes significativos, como Aragón o Cataluña.