La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha avanzado que Castilla y León estudia en estos momentos la utilización de los test de saliva para detectar la Covid-19, una «gran alternativa» que, ha recordado, está «en fase experimental».

Así ha respondido cuestionada sobre el anuncio realizado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante su discurso de investidura en el que ha asegurado que implementará en Galicia un sistema de test masivos a partir de muestras de saliva y que permite que cada persona, desde su casa, recoja su propia muestra, la registre a través de una app y la remita para que sea evaluada en robots con capacidad para analizar 100.000 pruebas al mes.

«Tenemos todas las alternativas encima de la mesa», ha dicho, para luego añadir que «estamos en varios grupos de estudio, no sólo sobre los test de saliva, sino también otros como los de antígenos, pero ahora mismo están en fase experimental», ha aclarado.

En este punto, ha apuntado a las dudas que ofrece la «sensibilidad» de estos tipos de test, si bien ha insistido en que la Junta lo «valora» como una alternativa, que sería «grande y menos molesta que los PCR«, según informa Europa Press.