Los Servicios de Salud Pública de la Junta de Castilla y León han determinado el confinamiento de las localidades de Pesquera de Duero (Valladolid) y Sotillo de la Ribera (Burgos) por sospecha de transmisión comunitaria.

A día de hoy, en torno al 10 por ciento de la población estaría afectada, según ha indicado este martes la consejera de Sanidad, Verónica Casado, que ya ha informado de la situación a los alcaldes, quienes le han transmitido su «absoluta colaboración».

Las medidas incluyen la restricción de entradas y salidas en ambos municipios, salvo desplazamientos justificados, y se podrán cruzar sendas localidades, aunque no detenerse en ellas. Se restringirán también las visitas a centros residenciales, se limitarán las reuniones de más de 10 personas y se prohíben los encuentros de peñas.