La Comunidad de Madrid ha reportado este viernes 3.855 nuevos contagios de coronavirus, 487 menos de los que sumó el jueves (4.342). De ellos, 1.005 corresponden a las últimas 24 horas. 37 personas han fallecido en los hospitales de la región en las últimas 24 horas, en comparación con las 50 que fallecieron ayer y las 51 que lo hicieron el viernes pasado.

Madrid confirma en el informe de este viernes la buena tendencia de las hospitalizaciones en planta, que descienden por quinto día consecutivo y ya bajan por debajo de las 3.000.

Hay actualmente 2.984 pacientes ingresados con PCR positiva por coronavirus, 68 menos que ayer. En las últimas horas se han producido 341 ingresos.

La peor situación se sigue dando en las UCI, que habitualmente tardan entre dos y tres semanas en reproducir los cambios en la curva de hospitalizaciones. Se han producido 43 ingresos en UCI en las últimas 24 horas, lo que restando las salidas a planta y los fallecimientos deja un incremento de doce personas respecto al jueves. En total, hay 505 personas ingresados en unidades de cuidados intensivos en la región.

El dato de los ingresos en planta es especialmente positivo para la presión hospitalaria de la Comunidad. Los 341 que se han producido en las últimas 24 horas representan 93 menos que los 434 que se reportaron el viernes pasado. Un descenso del 21,4% respecto al dato de hace una semana.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido este viernes que los datos de la Comunidad están siendo positivos durante toda la semana y que la evolución es «favorable», antes de que entren en vigor las medidas impuestas por Sanidad en las diez grandes ciudades de la región. Escudero ha subrayado que, con cautela, los datos dan lugar a la «esperanza».