Un total de 46 residencias de ancianos, el 4,4% de las 1.048 que hay en Cataluña, están en una situación grave de coronavirus, con personas infectadas y clasificadas con el color ‘rojo’, las mismas que había hace una semana, según datos del Departamento de Salud recopilados por Efe.

Otros 31 geriátricos -25 menos que hace 7 días-, un 3% del total, tienen contagiados pero son casos controlados y están en fase de estabilización, mientras que la gran mayoría, 968, es decir, un 92,4% de todas las residencias, están libres del virus.

El departamento de Salud clasifica las residencias por colores: rojo para las que aún no han controlado la epidemia, ámbar (naranja) para las que tienen casos confirmados pero que están en fase de estabilización, y verde, las que no tienen ningún contagiado.

Esta clasificación se actualiza cada semana y de ella depende el régimen de visitas a los aproximadamente 55.000 ancianos residentes en los geriátricos de Cataluña.

Hasta hoy han fallecido en las residencias catalanas 4.192 personas -dos más que la semana pasada-, sin contar los residentes que han muerto en hospitales o centros sociosanitarios, lo que supone que casi un 8 % de las personas que vivían en geriátricos y no han sido trasladadas a hospitales o sociosanitarios habría fallecido por esta epidemia.

La región sanitaria Metropolitana Sur es la que tiene más residencias calificadas con el color rojo (21), seguida de la ciudad de Barcelona, con 11, y región sanitaria Metropolitana Norte, con 7, mientras que hay 4 en Lleida, dos más que la semana pasada.