Vida Sana

Cantabria pasa a nivel 4 de alerta al superar el 27% de ocupación de enfermos Covid en UCI

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria.

Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria. EFE

El Gobierno de Cantabria ha elevado al nivel cuatro la alerta por la covid-19 ante el aumento de los ingresos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Valdecilla, que ha alcanzado un 27,6 % de camas ocupadas por enfermos con coronavirus.

En Cantabria hay actualmente ingresadas en los hospitales de la región 179 personas con covid, 22 más que este sábado, y 29 enfermos en la UCI, cinco más que hace dos días, última jornada de la que había datos.

El consejero de Sanidad, Miguel Rodríguez, ha actualizado hoy, lunes, esos datos y ha señalado que hasta esta mañana en la región se han detectado 236 nuevos positivos y se han producido 4 nuevos fallecimientos, por lo que la cifra de muertos con covid-19 se eleva a 269 en Cantabria desde que comenzó la pandemia.

En una rueda de prensa tras una reunión de coordinación con la Delegación del Gobierno en Cantabria, el consejero no ha descartado además que se tengan que endurecer en unos días las medidas restrictiva que se empezaron a aplicar la semana pasada para disminuir más la interacción social con el objetivo de doblegar la curva, aunque, de momento, sin llegar al confinamiento domiciliario.

Rodríguez ve «complicada» la situación que se vive en las residencias de ancianos con casi un centenar de casos activos entre los usuarios y 64 entre el personal de los centros. De los 98 casos activos en residencias, 15 están hospitalizados, 63 han sido trasladados a la residencia COVID de Suances y 20 permanecen en el centro, según los datos del Instituto Cántabro de Servicios Sociales.

Además, entre el personal sanitario de la región hay 75 contagios, sobre todo en enfermería, con 29 trabajadores positivos. Además, hay 13 médicos con coronavirus y 29 trabajadores del resto de servicios de la sanidad pública cántabra.

El titular de Sanidad ha aclarado que el incremento de la presión hospitalaria todavía no ha obligado a Valdecilla a suspender las operaciones no urgentes, aunque ha alertado de que si se mantiene el aumento de ingresos lo tendrá que hacer y dejará de operar a personas «que llevan mucho tiempo esperando».

Comentar ()