Uno de los 10 temas candentes de la Sanidad Española, según el informe que presentaba esta mañana el Círculo de Empresarios, son los propios médicos. Bajo el título ¿Faltan médicos? se analiza la problemática de estos profesionales y se descarta de partida una de las afirmaciones más extendidas de los últimos años: «Las noticias en España sobre déficits de médicos no han dejado de crecer en los últimos años. En este contexto, siempre surgen voces que tratan de “arreglar” el problema con más médicos. España tiene graves problemas de política de personal médico y de organización de la actividad médica, pero el déficit de médicos no es uno de ellos».

La Organización Médica Colegial (OMC) coincide, aunque con matices. «Es verdad, a medias. Porque España no tiene una mala cifra global de médicos pero están mal distribuidos. Y en algunas especialidades sí que faltan profesionales», afirma Vicente Matas, portavoz de la OMC en el área de atención primaria urbana.

El informe hace referencia a los problemas de «política de personal médico y organización de la actividad», que se traducen, coincide la OMC, en la mala distribución de los profesionales y las malas condiciones respecto a los países del entorno, especialmente en el grueso de médicos de atención primaria o pediatras. «Son de las dos especialidades más demandadas y sin embargo cobran la mitad que en países cercanos como Francia o Reino Unido, donde además de las económicas hay mejores condiciones a nivel de estabilidad laboral», apunta Matas.

Consecuencia, éxodo de médicos

Y esta es precisamente una de las más directas consecuencias de los problemas de personal. Cada vez más graduados en medicina por universidades españolas se marchan a ejercer al extranjero. Desde 2011, los certificados de idoneidad (documentos que los médicos deben pedir para poder trabajar fuera de España) no han hecho más que aumentar y, de hecho, en esta primera mitad de 2019 lo han pedido un 20% más de graduados que el año anterior.

Estos datos suponen un total de 23.490 peticiones. Según el informe del Círculo de Empresarios, se estima que el 50% de los solicitantes se van al final al extranjero, lo que supone 11.745 en los últimos ocho años. «Teniendo en cuenta que en este período han egresado 46.884 médicos de nuestras facultades públicas y privadas, esto representa un 25% de emigración. Ciertamente, un problema no menor», concluye el informe.

«Podemos hablar de éxodo. Sabemos que cada vez lo solicitan más médicos y que el 65% alega motivos laborales», afirma Matas. El representante de la OMC alude directamente a los salarios: «En España, las retribuciones son muy bajas. Con la crisis se recortaron los sueldos un 9/10% y a día de hoy los sueldos apenas han conseguido igualarse a los de 2009».

Según los últimos datos de la OMC sobre el análisis de la salida de médicos, el mayor porcentaje de quienes emigran son médicos de familia, seguidos de anestesistas y pediatras. Quienes más buscan su salida fuera de nuestras fronteras son los menores de 35 años y se van, sobre todo, a Reino Unido y Francia.

Los menores se van, además, y los mayores se quedan. Porque en España, dos de cada tres médicos tienen más de 45 años y el 40% tiene más de 55, afirma Matas. «En los próximos años se van a producir muchísimas jubilaciones y debería haber una estrategia para reponer las plantillas. Pero no vemos que se esté planificando y el problema va a venir en 10 años», concluye el portavoz de la Organización Médica Colegial.