El empresario Lorenzo Sanz, presidente del Real Madrid entre 1995 y 2000, se encuentra ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital de Madrid con pronóstico grave por las complicaciones causadas tras contraer el coronavirus COVID-19.

«Abrumado por las muestras de cariño que estáis mandando todos. Estoy seguro que mi padre va a salir de esta. Gracias otra vez a todos», informó uno de sus hijos, Lorenzo Sanz, exjugador del Real Madrid de baloncesto, en su cuenta de la red social Twitter el día 17 aunque unas horas más tarde asegurado que «al margen de la insuficiencia respiratorio se le junta un fracaso renal por la infección grave. Hay que esperar 24h pero debido a su edad está muy complicado. Lo peor es no poder estar junto a él».

El exmandatario blanco, de 76 años, ingresó con problemas respiratorios en la Fundación Jiménez Díaz de Madrid, después de varios días con episodios de fiebre en su domicilio. Finalmente, se le realizó la prueba del COVID-19, que dio positivo.

Durante su presidencia, el conjunto blanco logró dos Ligas de Campeones, la deseada Séptima y la Octava (1998 y 2000), una Liga (1997), una Copa Intercontinental (1998) y una Supercopa de España (1997).

Durante su presidencia, el conjunto blanco logró dos Ligas de Campeones, la deseada Séptima y la Octava (1998 y 2000), una Liga (1997), una Copa Intercontinental (1998) y una Supercopa de España (1997).