Los niños que sufren de malestar y diarrea, junto con una fiebre o historial de exposición al coronavirus, deben ser sospechosos de estar infectados con Covid-19, según recomienda un nuevo estudio publicado en la revista ‘Frontiers in Pediatrics’.

Este estudio también sugiere que los síntomas gastrointestinales sufridos por primera vez por algunos niños insinúan una posible infección a través del tracto digestivo, ya que el tipo de receptores en las células de los pulmones a los que apunta el virus también se pueden encontrar en los intestinos.

«La mayoría de los niños solo están afectados levemente por el Covid-19 y los pocos casos graves suelen tener problemas de salud subyacentes. Es fácil pasar por alto su diagnóstico en la etapa inicial, cuando un niño tiene síntomas no respiratorios o sufre de otra enfermedad», explica el autor de este estudio, Wenbin Li, que trabaja en el Departamento de Pediatría del Hospital Tongji en Wuhan (China).

En este estudio, Li y sus colegas detallan las características clínicas de los niños ingresados en el hospital con síntomas no respiratorios, a los que posteriormente se les diagnosticó neumonía y Covid-19.

«Estos niños tenían problemas no relacionados, por ejemplo, uno tenía un cálculo renal, otro un traumatismo craneal. Todos tenían neumonía confirmada por una tomografía computarizada de tórax antes o poco después del ingreso y luego se confirmó que tenían Covid-19. Si bien sus síntomas iniciales pueden no estar relacionados, o sus síntomas de Covid-19 fueron inicialmente leves o relativamente ocultos antes de su admisión en el hospital, es importante señalar que 4 de los 5 casos presentaban síntomas del tracto digestivo como primera manifestación de esta enfermedad», indican los científicos.

Al destacar estos casos, Li espera que los médicos utilicen esta información para diagnosticar y aislar rápidamente a los pacientes con síntomas similares, lo que ayudará a un tratamiento temprano y a reducir la transmisión. Los investigadores también relacionan los síntomas gastrointestinales de los niños, que se han registrado en pacientes adultos, con una posible vía de infección adicional.

«Los síntomas gastrointestinales que experimentan estos niños pueden estar relacionados con la distribución de los receptores y la vía de transmisión asociada a la infección por Covid-19 en los seres humanos. El virus infecta a las personas a través del receptor ACE2, que se puede encontrar en ciertas células de los pulmones así como en los intestinos. Esto sugiere que el Covid-19 podría infectar a los pacientes no solo a través del tracto respiratorio en forma de gotas de aire, sino también a través del tracto digestivo por contacto o transmisión fecal-oral», argumenta.