El presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, ha pedido este domingo extremar las medidas de seguridad para evitar la expansión del coronavirus en las municipios asturianos limítrofes con la comarca lucense de A Mariña, que permanecerá confinada durante cinco días.

A través de su cuenta en una red social Barbón ha pedido a los habitantes de los concejos cercanos que «extremen» las medidas de seguridad -uso de la mascarilla, distancia de seguridad e higiene, especialmente de manos-: «Seguimos con preocupación la evolución», informa Efe.

Asturias no ha registrado en las últimas veinticuatro horas ningún fallecimiento de pacientes con coronavirus, lo que mantiene el número de decesos desde que comenzó la pandemia en 338, y ha sumado este domingo 24 días consecutivos sin nuevos contagios.

Asturias no ha registrado en las últimas veinticuatro horas ningún fallecimiento de pacientes con coronavirus

El presidente de la Xunta y candidato a la reelección por el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha defendido esta tarde que ante un brote de coronavirus en alguna comarca se intente controlarlo y se pidan «todas las medidas de prevención imprescincibles».

Así lo ha manifestado en un mitin en Lalín, después de que la Xunta haya decidido cerrar los accesos a la costa de A Mariña a una semana de las elecciones del 12J, al registrar 99 casos activos tras contagios, y el conselleiro de Sanidad, Jesús Vázquez Almuiña, haya dicho que los positivos no podrán ejercer su derecho a voto.

«En campaña, durante la campaña, antes de la campaña y después de las elecciones vamos a seguir cuidando la salud publica, igual que la cuidamos durante los meses estado de alarma», ha afirmado, tras asegurar, al igual que esta mañana en Santiago, que la Xunta tomará «todas las medidas que sean necesarias».

En este sentido, ha explicado que si hay un brote en una comarca, aunque sin citar específicamente el de A Mariña, la Xunta intentará controlarlo y pedirá las medidas de prevención «más ambiciosas posibles para controlarlo antes».

Ha recordado que ya el pasado jueves, tras el Consejo de la Xunta, pidió a los jóvenes que fuesen «responsables» para evitar contagios, aunque el coronavirus les ataque menos y «a veces ni lo noten», y ha advertido que esta enfermedad está esperando «para infectar todavía a millones de personas en todo el mundo» hasta que haya una vacuna.

Por eso, ha insistido en que la Xunta seguirá tomando decisiones al igual que lo hizo durante la pandemia «para preservar la salud pública de la gente» porque es «lo más importante» para el Gobierno gallego.