Cataluña ha logrado «estabilizar» la curva de contagios de la COVID-19, según la conselleria de Salud, lo que es «un primer objetivo» alcanzado, si bien ahora es «muy importante» conseguir que la curva «baje». La tasa de contagios se sitúa en los 71 casos por cada 100.000 habitantes, con una velocidad de contagio inferior al uno -en concreto, del 0,93-.

Así lo ha dicho este martes en rueda de prensa el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon, que ha comparecido ante los periodistas junto al director de la Unidad de Seguimiento de este virus en Cataluña, el epidemiólogo Jacobo Mendioroz.