Salud

El Gobierno balear confina a 23.000 habitantes de cuatro barrios de Palma

La playa de Palma de Mallorca. EP

El Govern balear confinará desde el viernes y por un mínimo de 15 días los barrios palmesanos de Son Gotleu, Can Capes, La Soledat Nord y una parte de Son Canals, donde viven casi 23.000 personas integradas en el área con mayor incidencia de coronavirus de las islas.

Los vecinos de estas barriadas, entre las más humildes de la capital de Baleares, no podrán salir del área salvo para actividades esenciales como acudir al trabajo o al médico y las reuniones familiares y sociales se restringen a un máximo de 5 personas.

La consellera de Salud, Patricia Gómez, ha destacado, acompañada del alcalde de Palma, Jose Hila, que estas medidas se toman «para proteger sobre todo a la población de esta zona y, por tanto, a la población de Baleares». 

Estas medidas, que tendrán vigencia desde las 22 horas de este viernes hasta la misma hora del sábado 26, atienden a los criterios epidemiológicos, asistenciales y sociales de estas cuatro zonas de Palma, que cuenta con un 5 % de la población total de la capital balear. 

Se restringen los desplazamientos de quienes no justifiquen sus entradas y salidas del perímetro, que sólo se podrán realizar para acudir a servicios sanitarios, al trabajo, a los centros educativos o para cuidar a personas mayores, menores de edad o con dependencia. 

Se permite la circulación de residentes dentro del núcleo siempre que se respeten las medidas de prevención de contagios, si bien recomienda a los vecinos de esta zona de la ciudad que permanezcan en sus domicilios y limiten sus movimientos. 

En cuanto a los aforos de locales y servicios públicos, se limitará al 50 %, el horario de cierre no se podrá prolongar más allá de las 22.00 horas y se deberá establecer un horario especial para personas mayores de 65 años. 

Salud también prohíbe la celebración de fiestas en estas zonas y en los funerales y velatorios no se podrán superar los 15 asistentes. 

En cuanto a los bares, cafeterías y restaurantes, se limita el aforo al 50 % tanto en el exterior como en el interior, las mesas no podrán superar los 5 comensales, se deberá respetar la distancia de 1,5 metros entre personas y los establecimientos deberán cerrar a las 22.00 horas. 

Se suspenden las actividades en establecimientos como gimnasios y locales de ocio infantil, mientras que las autoescuelas y centros privados de formación no podrán superar la mitad del aforo habitual.

Hasta el pasado 5 de septiembre, se ha detectado 720 casos positivos de coronavirus en estas zonas, por lo que «la transmisión comunitaria es la más elevada en Baleares”, ha incidido la consellera.

Comentar ()