Salud

El viento y la humedad ayudan al coronavirus a saltarse la distancia social

Cartel informativo sobre la distancia de seguridad en una playa de Mallorca.

Cartel informativo sobre la distancia de seguridad en una playa de Mallorca. efe

Seguimos aprendiendo cómo funciona el coronavirus, cómo sigue entre nosotros, de manera concienzuda y cómo podemos evitar los contagios. Con la llegada del calor pensamos que el virus nos iba a dar una tregua, pero no fue así, a la luz de cómo la segunda ola ha golpeado España. Las altas temperaturas, efectivamente, disminuyen la supervivencia del virus pero hay otros factores como la evaporación y el viento que se deben tener en cuenta. 

El artículo Impacto del clima en la supervivencia del coronavirus en el aire escrito por Talib Dbouk y Dimitris Drikakis recién publicado en la revista Physics of Fluids incide en la búsqueda de respuestas a la pregunta de cómo el clima impacta en la propagación del coronavirus.

La respuesta es parcialmente conocida, la llegada del frío al hemisferio norte nos tiene que preocupar. Pero los autores de este estudio además del frío y el calor introducen otras variables interesantes para conocer la supervivencia del virus, en el ambiente, tras salir de una persona infectada. Variables como la humedad relativa y la velocidad del viento arrojan resultados interesantes.

Según esta investigación uno de los aspectos que destacan en su estudio es la velocidad del viento, un factor crucial que podría alterar todas las reglas de las pautas de distanciamiento social. Como se aprecia en la ilustración que han realizado siguiendo un modelo matemático, a mayor humedad relativa la nube de gotas viaja más lejos.

Ilustración con el desplazamientode la gotículas a 30ºC a una velocidad de 4Km/h y diferente humedad ambiental. Con
Desplazamiento de la gotículas a 30ºC a una velocidad de 4Km/h y diferente humedad ambiental. Con una humedad del 90% se desplaza hasta 6 metros. Talib Dbouk y Dimitris Drikakis

Este estudio se suma al creciente cuerpo de investigación que refuerza la importancia del distanciamiento social y el uso de máscaras faciales para prevenir la propagación total del virus. Algo que si bien tenemos asumido en España. Los resultados revelan la importancia de las condiciones climáticas en la viabilidad del virus, que pueden ayudar a orientar el diseño de medidas tanto en ambientes interiores como exteriores, para reducir la transmisión del virus en el aire en espacios públicos y privados.

La evaporación

Según los autores de este estudio la evaporación resulta clave para la transmisión de las partículas infecciosas, que están inmersas en nubes respiratorias de gotículas de saliva.

«Supongamos que comprendemos mejor la evaporación y su relación con los efectos climáticos. En ese caso, podemos predecir con mayor precisión la concentración del virus y determinar mejor su viabilidad o el potencial de supervivencia del virus», dijo Dimitris Drikakis, uno de los autores. 

Si la humedad relativa es alta  los investigadores han observado que la distancia de viaje y la concentración de la nube de gotas seguían siendo significativas incluso a altas temperaturas». 

«Encontramos que las altas temperaturas y la baja humedad relativa conducen a altas tasas de evaporación de las gotas contaminadas con saliva, lo que reduce significativamente la viabilidad del virus», dijo el coautor Talib Dbouk. Pero si la humedad relativa es alta  los investigadores han observado que la distancia de viaje y la concentración de la nube de gotas seguían siendo significativas incluso a altas temperaturas. 

Según los autores de esta investigación estos hallazgos ayudan a explicar por qué la pandemia aumentó durante julio en diferentes ciudades de todo el mundo, como Delhi, que experimentó tanto altas temperaturas como alta humedad relativa. Los autores señalan la importancia de estos factores ante la segunda ola de la pandemia ya en otoño y con el invierno a la vuelta de la esquina, cuando las bajas temperaturas y las altas velocidades del viento aumentarán la supervivencia y transmisión del virus en el aire.

Comentar ()