La residencia universitaria Ausias March de Valencia ha sido confinada por orden de la consellera de Sanidad, Ana Barceló, porque tras realizarse un cribado a sus 300 residentes, 72 de ellos han dado positivo.

La Dirección General de Salud Pública investiga el origen del brote mientras se ha activado el protocolo y los residentes deberán permanecer en aislamiento durante 10 días, según han informado fuentes de la Conselleria de Sanidad.

En un comunicado, la dirección del colegio, donde residen unos trescientos universitarios, ha explicado que tuvieron conocimiento de la existencia de algunos casos asintomáticos el pasado jueves y tras consultar con sus servicios médicos y Salud Pública, «se decidió practicar a todos los colegiales las pruebas de detección».

El resultado de los PCR dio 54 positivos y 22 indeterminados por error en la muestra, lo que, unido a los 18 casos detectados con anterioridad, todos ellos asintomáticos, aconsejan el confinamiento.

«Se desconoce el origen concreto de los contagios», han señalado sobre un brote que se investiga «tanto en el colegio mayor como por las autoridades sanitarias» aunque han descartado que esté relacionado con algún evento o concentración en las instalaciones «por estar prohibidos desde el inicio del curso».

La dirección del colegio mayor ha trasladado a la comunidad universitaria un mensaje de «absoluta normalidad y tranquilidad, con la seguridad de que este episodio servirá para concienciar a todos los ciudadanos de la necesidad de guardar las normas de distancia social e higiene».

A mediados de octubre también fue confinado el colegio mayor Galileo Galilei de Valencia, por un brote de más de 160 casos después de una fiesta no autorizada.

Fuentes del colegio mayor han señalado a EFE que en la residencia universitaria conviven en la actualidad algo más de 300 estudiantes, y que en estos momentos permanecen confinados en sus habitaciones, donde se les está llevando la comida.