Elena Casado, médico anestesióloga que trabaja en el Hospital Francesc de Borja de Gandía (Valencia), lanzó el viernes un mensaje de alerta ante la situación «límite» que se vive en la UCI del centro valenciano.

El jueves «nuestra UCI llegó al límite», señala la doctora en su cuenta de Twitter, donde la siguen más de 22.000 usuarios. Ante esta situación, Casado asegura que el hospital ya se está preparando «por si pasa lo peor», es decir, que se tengan que «suspender todas las cirugías».

«Hay que parar esta masacre de vidas. No solo las que vemos. Sino las muertes de pacientes no atendidos a tiempo que quedan en la sombra», reivindica.

Según el último balance del Ministerio de Sanidad, la Comunidad Valenciana registra una tasa de incidencia de 231 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, por debajo de la gran mayoría de regiones de España y de la media nacional (485 por cada 100.000).

Respecto a la ocupación de las UCIs, tampoco la Comunidad Valenciana lidera las peores cifras. El 18,31% de las camas disponibles para pacientes con coronavirus está ocupado. En Navarra, Ceuta, Melilla y Aragón superan el 40% y en Cataluña o Castilla y León rozan ese porcentaje.