La Junta de Castilla y León ha anunciado este jueves que prorroga el cierre perimetral de la Comunidad hasta el 3 de diciembre, periodo en el que además seguirá cerrada la hostelería y los centros comerciales y seguirán vigentes las restricciones para la práctica del deporte en espacios cerrados y en reuniones, que aprobó hace quince días para frenar el Covid.

Lo ha anunciado en la rueda de prensa el vicepresidente y portavoz del Ejecutivo, Francisco Igea, quien ha señalado que se mantiene también el toque de queda entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana y medidas especiales en la ciudad de Burgos, que este miércoles notificó una incidencia acumulada de 1.871 casos por cien mil habitantes en los últimos 14 días.

Igea ha anunciado que la Junta abre un periodo de diálogo con los sectores de hostelería, comercial y deportivo para analizar «cómo relajar» las medidas restrictivas en el futuro, a medida que baje la incidencia de la enfermedad.