La Comunidad de Madrid endurece las medidas para paliar el impacto del coronavirus y ha decidido aumentar en 4 -hasta 10 en total- las zonas de salud con restricciones. Aravaca y General Moscardó (Tetuán) en la capital y Reyes Católicos y Quinto Centenario de San Sebastián de los Reyes, desde el 28 de diciembre al 11 de enero, son las nuevas zonas restringidas con una incidencia de coronavirus superior a los 400 casos por cada cien mil habitantes.

Asimismo, la Consejería de Sanidad ha anunciado cuatro casos confirmados de la nueva cepa británica de coronavirus «de ciudadanos que han venido de Reino Unido en los últimos días» y tres más sospechosos, según ha indicado el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero.

Los cuatro casos están relacionados con viajes procedentes de Reino Unido y «han entrado por el aeropuerto de Madrid-Barajas». Zapatero ha detallado que el jueves de la pasada semana un ciudadano detectó un positivo en un test de antígeno. Al día siguiente tres miembros de su familia acudieron a un hospital con síntomas, donde les confirmaron el coronavirus.

Zapatero ha destacado que es una cepa «más transmisible pero que no genera casos clínicos más graves», informa Europa Press.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha actualizado este sábado la información sobre la situación epidemiológica y asistencial en la región. «Las cifras muestran un incremento en las última semana de 10.972 casos frente a los 8.338 de la anterior. Estos datos nos preocupan y nos mantienen alerta», ha señalado. Se trata de un 32% más.

La incidencia la semana pasada fue de 289,8 casos por 100.000 habitantes y hoy es de 333, ha detallado el consejero.  

Zapatero ha destacado que la británica es una cepa «más transmisible pero que no genera casos clínicos más graves»

Actualmente, las restricciones en la Comunidad de Madrid afectan a seis áreas: La Moraleja (Alcobendas), Andrés Mellado, en Chamberí; Sanchinarro, en Hortaleza; Felipe II y Alcalde Bartolomé González, en Móstoles; y la de Getafe Norte hasta el lunes 4 de enero. 

No obstante, el Gobierno regional dejará de aplicar estas restricciones en zonas sanitarias los días 31 de diciembre y 1 y 6 de enero, por lo que en estas fechas los vecinos afectados podrán moverse libremente por la región, aunque estarán afectados al igual que el resto de madrileños por el cierre perimetral de toda la Comunidad hasta el 6 de enero, salvo para visitar a familiares y allegados.

Asimismo, la vacunación contra el Covid-19 empezará mañana domingo en la Comunidad de Madrid con las primeras 1.200 dosis en tres residencias de la capital que han sido seleccionadas por su tamaño, y que acogen a un mayor número de personas, la Residencia para personas mayores Vallecas, perteneciente a la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS); la Residencia La Azaleas, del Grupo ASISPA, en Ciudad Lineal; y la Residencia para mayores Parque Almansa, del Grupo Ballesol, en Moncloa Aravaca, informa Europa Press.

A partir del lunes la vacunación se extenderá a más centros socio-sanitarios con un calendario planificado y por criterio asistencial para ir suministrando las dosis in situ a los residentes y al personal que los atiende, para lo que la Dirección General de Salud Pública ya ha formado a 46 equipos de Enfermería que se desplazarán a las residencias (14 de Atención Primaria, 2 de la Agencia Madrileña de Atención Social, 12 de Cruz Roja y 18 de los centros socio-sanitarios concertados y privados). Además, hay otros 22 equipos de reserva pertenecientes a los hospitales de la red pública y de Atención Primaria que recibirán la formación en los próximos días.

Esta vacuna se administra en dos dosis, una primera y, a los 21 días, la segunda, y la inmunidad se adquiere siete días después de la segunda dosis, de manera que durante la primera semana se irá reservando la segunda dosis a las personas que han recibido la primera.

Planificación de las vacunas

Según los cálculos de la directora general de Salud Pública, Elena Andradas, la población diana de la primera fase, los mayores y las personas con discapacidad en residencias y los trabajadores sociosanitarios que les atiende, así como los profesionales sanitarios de primera línea, ascienden a 65.000 personas.

Si se confirma la cadencia de llegada de vacunas anunciada por el Ministerio de Sanidad, de 50 bandejas de vacunas de la farmacéutica Pfizer, con 975 dosis en cada una, es decir, 48.750 dosis cada lunes durante 12 semanas, la Comunidad prevé administrar 23.000 dosis semanalmente hasta llegar a todas las residencias públicas y privadas, a las que se van a desplazar los equipos de enfermería preparados.

En total en la región hay 651 centros sociosanitarios -449 de mayores, 175 de discapacidad y 27 de enfermos mentales- con 47.354 residentes y 13.777 trabajadores.

En cuanto se complete este ámbito, la Consejería de Sanidad comenzará el operativo para la vacunación al personal sanitario, formado por 140.000 profesionales incluidos los de los hospitales y clínicas privadas, de los que 94.500 forman parte de la red pública. En primer lugar, se vacunará al personal sanitario que se encuentre en primera línea frente al coronavirus.

Andradas estima que en torno a la tercera semana del mes de enero habrá dosis suficientes para abordar la vacunación del personal sanitario de primera línea, y la vacuna se administrará independientemente del estado inmunitario de la persona que la reciba.