Salud

Extremadura adelanta el toque de queda a las 22 horas desde el 1 de enero

Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna contra el Covid-19 en la residencia Rosalba de Mérida, el pasado domingo.

Una sanitaria prepara una dosis de la vacuna contra el Covid-19 en la residencia Rosalba de Mérida, el pasado domingo. EFE

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha aprobado este jueves adelantar el toque de queda a las diez de la noche a partir del 1 de enero, además de restricciones en el ámbito del comercio, la hostelería y el deporte, ya que las cifras de incidencia acumulada de la covid-19 son «malas sin paliativos» y la región ha subido al nivel de alerta 4.

Así lo ha subrayado en una rueda de prensa el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, que ha informado de que las medidas aprobadas entrarán en vigor este viernes, 1 de enero, y se prolongarán 14 días.

Extremadura registra una incidencia acumulada de 459 por cada 100.000 habitantes

Extremadura tienen una incidencia acumulada de 459,86 y de 265,45 casos por cada cien mil habitantes a los 14 y a los 7 días, la segunda y la primera del país, respectivamente, aunque hay algunos datos positivos.

Vergeles ha citado el descenso importante en la edad de los contagiados, la mayoría de entre 15 y 30 años, o que la presión hospitalaria sea «asumible», al estar entre las más bajas de España.

Además de adelantar el toque de queda -hasta ahora a las 00:30 horas-, lo que supone que decae el cierre de la hostelería de 18:00 a 20:00 horas de los días 1, 2, 5 y 6 de enero, se reduce el aforo en el comercio al 30 %, dentro y fuera de las superficies comerciales.

Asimismo, se recorta a cuatro el número de personas que pueden sentarse en las mesas de las hostelería, tanto en interior como en exterior, y se prohíben las actividades deportivas no regladas de carácter aficionado.

Vergeles ha anunciado que están trabajando en la definición jurídica de la actividad no esencial porque la incidencia va a seguir creciendo y habrá que establecer cierres perimetrales de poblaciones, que en esta ocasión irán acompañados del cierre de la actividad no esencial, como hostelería o comercio.

Otra de las medidas adoptadas es la de modificar el protocolo de las encuestas de los rastreadores, que a partir de ahora preguntarán a los positivos por sus contactos los últimos siete días, la mitad del periodo de incubación, y no las 24 horas.

Cribados masivos

El consejero ha anunciado cribados masivos y selectivos en las poblaciones con más incidencia, por lo que estos cuatro días se reforzará el personal de enfermería de los Puntos de Atención Continuada.

En el área de salud más castigada, la de Cáceres, este miércoles se trasladó el servicio de Geriatría y Gerontología al Hospital Universitario de Cáceres y está en estado de «prealerta» la posible reapertura del Hospital Nuestra Señora de la Montaña de la ciudad.

Además, para proteger la vacunación en las residencias se prohibirán las visitas desde el día siguiente de administrar la primera dosis y durante 28 días.

Ha explicado que una persona alcanza el máximo de inmunidad a la semana de la segunda dosis.

El consejero ha suplicado a la ciudadanía que se queda en casa porque esta Navidad «no hay nada que celebrar».

Comentar ()