EFE/ Narendra Shrestha

Salud

Sin noticias de la gripe: los otros miles de muertos que las mascarillas pueden evitar

El éxito del coronavirus SARS-CoV2 ha dejado sin espacio a la gripe y a otros virus respiratorios. El Sistema de Vigilancia de Gripe en España (SVGE), ha detectado, hasta el 27 de diciembre, sólo cuatro casos de virus de la gripe en lo que va de la temporada 2020-2021 en toda España. El año pasado por esta época llevaba 386 y hasta la llegada de la Covid la tasa global de incidencia de gripe se situó en 37 casos por 100.000 habitantes.

El protagonismo del Covid en la mortalidad también se lo ha robado a la gripe y a otros virus. Jesús Castillo, médico especialista en Salud Preventiva y Salud pública destacaba en una investigación reciente que la mortalidad por gripe está infravalorada en España y solo uno de cada cinco fallecidos por gripe es diagnosticada. En su mayoría personas mayores con estados de salud delicados. 

En una semana de verano, fallecen en España entre 6.000 y 7.000 personas. En las semanas de epidemia de gripe, el número aumenta a 10.000. El número de muertes por encima de lo normal en estas semanas es de entre 10.000 y 30.000 personas. “Pero en las cifras oficiales, la gripe sólo mata entre 1.000 y 2.500 personas al año. Hay una importante subestimación”, explicaba Castilla a este diario en 2019.

El informe de Sanidad sobre exceso de mortalidad del MoMo creado para observar cuándo se eleva la mortalidad por motivos que tienen difícil constatación con registros sanitarios, como las olas de calor, se ha convertido en 2020 en una herramienta clave para poder observar la mortalidad causada por Covid. En la última publicación, con datos del 29 de diciembre, se observan, claramente, los dos excesos de mortalidad causados por las dos olas de la pandemia. 

Imagen del MoMo del 29 de diciembre de 2020

Los excesos de mortalidad se obtienen comparando los datos del año en curso (línea negra) con la media de mortalidad de los últimos 20 años (línea azul). En la zona violeta se representan las oscilaciones de los datos de los últimos veinte años y se ve, claramente, cómo la llegada del invierno marca una subida en las muertes que los expertos vinculan con la ola epidémica de la gripe.

Si fuese a haber una onda de gripe debería estar empezando ya a detectarse, pero no va a tener tiempo».

Jesús Castillo, especialista en Salud Preventiva y Salud pública

“En los inviernos normales suelen circular distintos virus que se van solapando. Por esta época, antes de la gripe suelen ser el virus respiratorio sincitial, adenovirus, influenza… Hay un grupo variado de virus que no suelen producir grandes epidemias que aprovechan los huecos en los que no hay gripe. También hay otros coronavirus, no el pandémico, que se suelen localizar por estas fechas, la suma de todos llegado un momento dado pueden producir un exceso de mortalidad. Ese exceso de mortalidad se suele aparecer justo antes de la gripe y después, con la gripe, se hace más pronunciado”, explica Jesús Castillo.

La escasez de gripe a finales de año hace prever que este año la oleada de gripe la podremos evitar. “La gripe no empieza de la nada y sube hasta el pico, todos los años en diciembre se detectan antes positivos de gripe, estamos lejos del pico habitual de la ola que se empieza a ver en estas fechas. Si fuese a haber una onda de gripe debería estar empezando ya a detectarse, pero no va a tener tiempo”, asegura Castillo. En Navarra, donde trabaja como investigador del Instituto de Salud Pública, se hacen a diario 200 pruebas de gripe y asegura que no han dado con ningún caso.

Otros virus y coronavirus

Pero no sólo la gripe mata según estimaciones de Castillo el virus respiratorio sincitial “produce unas 5.000 muertes anuales en España” y “los otros coronavirus una cifras similar, pero más baja”.

Tanto las cifras de muertes que se pueden evitar de gripe como las de otros virus respiratorios serían un regalo inesperado de las medidas de seguridad que hemos impuesto contra el SARS-CoV-2. “Los virus, a veces, coinciden pero lo más normal es que compitan. Todas las medidas que hay implantadas de control contra el Covid reducen mucho la circulación de virus”, este experto asegura que queda mucha investigación por realizar, pero lo que que arrojan los datos es “que puede ser que el coronavirus, al tener tanta presencia, esté desplazando a los otros, en el sentido de no dejarlos circular entre nosotros”. 

La circulación de gripe y de virus respiratorios en España es prácticamente nula. Ahora mismo no hemos detectado ninguno

Rafael Delgado, jefe de servicio de Microbiología del 12 de octubre

El hemisferio norte parece estar replicando la experiencia del invierno austral en donde la gripe no causó problemas despejando los temores de una peligrosa convivencia de ambos virus. En la última semana de 2020 no se han notificado al Centro Europeo para el Control y la Prevención de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés) casos de gripe confirmados por laboratorio ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) ni casos hospitalizados en otras unidades, informan desde Europa Press.

Un situación que nos confirma Rafael Delgado, jefe de servicio de Microbiología del Hospital 12 de Octubre: “La circulación de gripe y de virus respiratorios en España es prácticamente nula. Ahora mismo no hemos detectado ninguno”, afirma quien por estas fechas tendría en su labor principal detectar virus de la gripe de casos llegados al hospital. “Esto tiene que ver con las medidas de distanciamiento social y el uso de mascarillas; las medidas que se usan contra el coronavirus son muy eficaces contra el virus de la gripe”, afirma.

David de la Rosa, neumólogo del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau y miembro de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), también confirma la ausencia de casos: “Comparado con otros años tenemos pocos. Hoy mismo teníamos uno en el hospital una persona ingresada por gripe, y lo comentábamos como curiosidad”. Según este neumólogo “las medidas que estamos tomando son cosas que dificultan el contagio de los otros virus respiratorios que además tiene una tasa de contagiosidad menor que el coronavirus”. Además destaca que en este año se han producido más vacunaciones contra la gripe, especialmente entre los sanitarios.

Fernando José García López, epidemiólogo y portavoz de la sociedad Madrileña de Salud Pública destaca que aunque es baja la presencia de gripe “todo puede cambiar a partir de enero. Por lo que sabemos hasta ahora hay menos gripe, pero también se puede estar dando un problema de notificación ya que los las red médicos centinelas está sobrecargada y no funciona tan bien como debería”.

Lo que sí se tienen claro los expertos consultados por este periódico es que si alguien tiene síntomas de gripe esa persona está acudiendo al médico, por compartir síntomas con el Covid. “A los que entran con complicaciones respiratorias, sistemáticamente, se les hace la prueba del coronavirus, pero no se les hace de gripe”, explica David de la Rosa. “Las pruebas son muy parecidas para ver si es gripe A, gripe B o virus sincitial. En estos días a no ser que lo pidas no se hace. Si el paciente evoluciona bien, y no es coronavirus, da un poco igual. Los laboratorios están desbordados, en nuestro hospital hacían 10.000 test al año y este llevan 70.000”, añade.

Comentar ()