Cientos de británicos disfrutan de la playa de Bournemouth, Reino Unido

Cientos de británicos disfrutan de la playa de Bournemouth, Reino Unido EP

Salud

La variante india pone en jaque la desescalada en Reino Unido

El 21 de junio es la fecha prevista para el fin de las restricciones, pero hay voces alertando del nivel de contagios provocado por la variante india

Reino Unido para lo bueno y para lo malo. Lo bueno: es uno de los países que marcan el camino de la vacunación y que están demostrando la enorme eficacia de las vacunas contra el coronavirus. Lo malo: la variante india se está expandiendo muy rápido, lanzando un serio aviso al resto de países europeos, entre ellos España.

Las islas británicas han tenido controlada la pandemia tras el lento proceso de desescalada iniciado en marzo. Primero reabrieron los colegios, después se ampliaron las reuniones, luego volvieron las pintas a los pubs y por último regresaron los viajes al extranjero. Según los planes que anunció Boris Johnson el 23 de febrero, dentro de tres semanas, el 21 de junio, se acabarán todas las restricciones a las reuniones sociales. Lo más parecido a la normalidad.

Pero había algo que todos ignoraban en aquel entonces y que puede poner en serios aprietos los planes de Reino Unido. La variante india B.1.617. «Las últimas estimaciones es que más de la mitad y potencialmente tres de cada cuatro nuevos casos es por esta variante», advirtió a finales de la semana pasada el ministro de Salud, Matt Hancock.

Fiestas por la Champions y más de 3.000 contagios

El lunes fue el sexto día consecutivo en el que el país superó la barrera de los 3.000 contagios diarios, algo que no se veía desde principios de abril. El lunes se confirmaron 3.383 nuevos casos, mientras que hace una semana la cifra era de 2.439. Esos datos coincidieron con las imágenes del domingo, cuando cientos de aficionados del Chelsea celebrando la Champions League en las calles de Londres.

Hay datos que invitan al optimismo. Porcentualmente son pocos casos, hay una gran parte de la población vacunada -25 millones con las dos dosis y otros 14 con la primera- y además las vacunas protegen contra la variante india. Sin embargo, hay voces que piden ya posponer la desescalada por el incremento de casos con la variante india.

«Los nuevos casos son pocos, pero la variante india está teniendo un crecimiento exponencial», afirmó este lunes el asesor del Gobierno Ravi Gupta, profesor de microbiología de la Universidad de Cambridge. «Por supuesto los números de casos son relativamente bajos en este momento, pero todas las olas empiezan con números bajos que hacen ruido de fondo y luego se convierten en algo explosivo».

Se debería posponer el fin de las restricciones «algunas semanas hasta que tengamos más información. Si miras los costes y los beneficios de equivocarse, creo que habla en favor de demorarlo», añadió el profesor Ravi Gupta en BBC Radio 4.

En la misma línea se pronunció Adam Finn, del Comité conjunto de vacunación e inmunización, que lamentó en Times Radio que la gente se haya fijado en la fecha del 21 de junio cuando el virus «requiere adaptarse» ante una situación «dinámica». «En el pasado, hemos tomado las decisiones cuando era demasiado tarde, las hemos pospuesto, y hemos acabado con grandes olas de contagios».

El ministro de Medio Ambiente, George Eustice, fue preguntado también en la radio de la BBC por la fecha del 21 de junio y la desescalada. No descartó ninguna postura. «Antes de tomar decisiones sobre lo que podemos hacer, lo apropiado es esperar un par de semanas para evaluar esos datos», señaló el ministro.

Francia y Alemania toman medidas

De momento, algunos países de Europa han empezado a tomar medidas para evitar la propagación de la variante india en sus fronteras. Alemania fue la primera en mover ficha y el 22 de mayo anunció que calificada a Reino Unido como zona de variantes del virus, por lo que los viajeros procedentes de las islas deben hacer una cuarentena de dos semanas. En la misma línea se ha pronunciado Francia en los últimos días, mientras que Austria ha prohibido los vuelos directos con Reino Unido desde el 1 de junio.

España, en cambio, abrió sus puertas a los turistas británicos el 24 de mayo, dos días después de que Alemania calificara al país como zona de variantes. Fue el propio Pedro Sánchez el que anunció en FITUR que se eliminaban todas las restricciones a los viajeros procedentes del Reino Unido. «Pasa a estar en la lista de países seguros y por lo tanto son viajeros que podrán entrar en nuestro país y no tendrán que afrontar controles sanitarios a su llegada a España», anunció Sánchez.

Comentar ()