Pelearse por un hueco en la barra para pedir una copa. Bailar fuera de un reservado. Salir de una discoteca más allá de las dos y media de la mañana. El ocio nocturno reabrirá en Madrid a partir del lunes 21 de junio y el sector empieza a ver la luz al final del túnel.

«Es un paso enorme hacia la normalidad», indica el portavoz de Noche Madrid Vicente Pizcueta. Esa asociación, más La Noche en Vivo y Plataforma por el Ocio, se reunieron el lunes con la Consejería de Salud de Madrid y el viceconsejero Antonio Zapatero para acordar las nuevas medidas que regirán desde el próximo lunes en el plan de desescalada de la comunidad.

Los locales de ocio nocturno podrán abrir hasta las tres de la madrugada, aunque no podrán aceptar clientes después de las dos. Hasta ahora, los bares y restaurantes de la Comunidad podían abrir hasta la una. Otra de las novedades es que se recuperará el servicio en barra, pero únicamente para pedir y no para consumir.

Respecto al aforo, se permitirá un 50% en los interiores y un 75% en los exteriores. En los locales cerrados, las pistas de baile seguirán cerradas, mientras que las discotecas que ya dispongan de una pista exterior, podrán utilizarla. Las medidas serán revisadas cada 15 días.

«Hay dos elementos muy simbólicos en esta decisión», señala Vicente Pizcueta, de Noche Madrid, en una conversación este periódico. «Por un lado, la reapertura en sí misma ya es una señal de confianza porque somos el último sector en reabrir. Y por otro, el hecho de que ya se pueda bailar indica que dentro de un tiempo no habrá líneas rojas. Bailar cada vez está más cerca».

Las terrazas no son pistas de baile

Vicente Pizcueta se apresura a aclarar que los únicos locales que podrán habilitar una pista de baile exterior son los que antes de la pandemia ofrecían ese mismo servicio. «Esto no implica que vaya a haber pistas de baile en las terrazas, para nada. La música en las terrazas está prohibida. En ningún caso se contempla algo así».

Bailar al aire libre es una de las demandas más importantes de la ciudadanía y de las empresas»

Vicente Pizcueta

En la Comunidad de Madrid no hay muchos locales que tuvieran una pista de baile exterior. «Fabrik, en Fuenlabrada, o Blackhaus, en la carretera de la Coruña, pueden ser dos ejemplos», precisa el portavoz de Noche Madrid. En Madrid capital, Florida Retiro ya tiene una zona al aire libre con música durante el día, aunque todavía no saben si podrán ampliarlo hasta las tres de la mañana.

«No sabemos cuántas discotecas en Madrid tienen pistas de baile al aire libre, pero no son muchas. El perfil del que estamos hablando es de locales en las afueras de los pueblos, sin casas alrededor para que no les moleste la música», añade Vicente Pizcueta.

La Sala Pelícano durante la realización de una prueba piloto de la reapertura del ocio nocturno en Galicia M. Dylan / Europa Press

Mascarilla y «tardeo»

Según aclara el portavoz de Noche Madrid, la mascarilla seguirá siendo obligatoria tanto en los locales cerrados como en las pistas de baile al aire libre, donde además deberá haber distancia interpersonal entre los diferentes grupos.

Una de las consecuencias que se esperan con esta reapertura hasta las tres de la mañana es que la gente empiece la fiesta antes. «El ‘tardeo’ era algo que en los últimos años ya estaba ganando fuerza, pero ahora con la pandemia va a coger más velocidad».