Deportes

¿Renunciarías a 17 millones de euros por no vacunarte? Kyrie Irving sí

La estrella de la NBA es apartada de su equipo, los Brooklyn Nets, por no querer vacunarse contra el coronavirus | Para poder jugar en un recinto cerrado en Nueva York se exige la vacunación

Kyrie Irving, estrella de la NBA, podría perder 17 millones de euros si no se vacuna contra el coronavirus

Kyrie Irving, estrella de la NBA, podría perder 17 millones de euros si no se vacuna contra el coronavirus EFE

Kyrie Irving es uno de los mejores jugadores de la NBA. Juega de base en los Brooklyn Nets y tiene un salario que roza los 35 millones de dólares. Ha ganado un anillo, un oro olímpico, un Mundial y a sus 29 años sigue en plena forma a pesar de haber tenido algunas lesiones graves. Pero esta temporada la puede pasar en blanco, sin jugar y dejando de ganar muchos millones de dólares por no querer vacunarse contra el coronavirus.

Estoy haciendo lo mejor para mí. Si eso significa que soy demonizado, eso es exactamente lo que es»

Kyrie irving

Los Brooklyn Nets juegan en Nueva York y en la ciudad de los rascacielos hay que estar vacunado para poder entrar a un recinto cerrado. Eso le llevaría a Irving a perderse todos los partidos de casa, más todos los que juegue en la cancha de los New York Knicks, en el estado de California o en Toronto, donde existen reglas similares. Por ello, los Nets han decidido apartar a uno de sus mejores jugadores. O te vacunas o no podrás ni entrenar, fue el resumen del comunicado de la franquicia.

«Hemos decidido que Kyrie Irving no jugará ni entrenará con el equipo hasta que sea elegible a tiempo completo. Ha tomado una decisión personal y la respetamos», señaló esta semana el general manager Sean Marks.

La vacuna no es obligatoria en la NBA

Según The New York Times, cerca del 90% de los jugadores de la NBA, que arranca este martes, están vacunados contra el coronavirus. La liga no ha obligado a nadie a vacunarse, sino que son las leyes de cada ciudad las que marcan las líneas rojas para aquellas personas que hayan optado por no vacunarse.

Ese 90% es un porcentaje mucho mayor que el de la población de Estados Unidos. Pese a ser uno de los países más golpeados por la pandemia (45 millones de contagios y 700.000 muertes hasta el momento) y tener vacunas más que de sobra, sólo el 56% de los estadounidenses tienen la pauta completa.

Aunque hay decenas de jugadores de la NBA que han tomado el camino de Irving, el base de los Nets es el más famoso de todos los que no se han vacunado. La principal consecuencia para él es que no podrá jugar ni entrenar, pero también sufrirá un duro golpe al bolsillo. Los Nets le quitarán la parte proporcional a los encuentros a los que no podría asistir ni formando parte del equipo. Perderá unos 17 millones de dólares, según los cálculos de los medios estadounidenses, que no descartan tampoco medidas similares por parte de algunos patrocinadores.

La reacción de Irving: «Es lo mejor para mí»

«¿Creéis que quiero perder dinero? ¿Creéis que quiero abandonar mis sueños y no ir a por el título? ¿Creéis que quiero abandonar mi trabajo? ¿Creéis que quiero sentarme en mi casa?», dijo el miércoles en su Instagram, donde habló abiertamente tras la decisión de los Nets de apartarle de la plantilla. «Nadie va a secuestrar mis palabras ni quitarme el poder de hablar de estas cosas. No crean que me estoy retirando o apartándome del juego por no acatar el mandato de vacunarme».

Según su opinión, la decisión que ha tomado no perjudica a otras personas, pero los datos ciertamente le llevan la contraria. Aquellas zonas de Estados Unidos con menor tasa de vacunación tiene un número de contagios más elevado. «Estoy haciendo lo mejor para mí. Conozco las consecuencias y si eso significa que soy juzgado y demonizado, eso es exactamente lo que es. Ese es el papel que interpreto, pero nunca quise renunciar a mi pasión, mi amor, mi sueño», añadió. Irving ya tuvo varios episodios polémicos en el pasado por defender que la Tierra era plana, aunque luego admitió estar equivocado.

Una polémica que salta a la política

Tras ganar la NBA junto a LeBron James con los Cleveland Cavaliers en 2016, Irving fichó en 2017 por los Boston Celtics y dos años después aterrizó en los Nets, una franquicia que estaba comenzado a construir un equipo llamado a pelear por todo. Esta temporada con Kevin Durant, James Harden y Blake Griffin son uno de los grandes favoritos. Y aunque respetan a Irving, están deseando todos que se vacune y se una a la plantilla.

«Vamos a seguir adelante, y si las cosas cambian, sería increíble tenerlo de vuelta en el equipo. Era una situación delicada tener un jugador dentro y fuera así», señaló esta semana el entrenador de los Nets, el ex base Steve Nash.

El asunto ha llegado incluso al terreno de la política en Estados Unidos y la congresista por Georgia Marjorie Taylor Greene, del Partido Republicano, llamó fascista a la NBA y comparó la situación actual con la de Magic Johnson en los 90. «Esta NBA fascista no deja jugar a Kyrie Irving por rechazar la vacuna, pero dejaron jugar a Magic Johnson con sida«.

Te puede interesar

Comentar ()