Salud

Europa propone acortar a cuatro días el aislamiento por Covid a sanitarios y policías

En un escenarios de alta presión de la incidencia la ECDC propone reducir el aislamiento a 3 jornadas más 24 horas sin fiebre y test negativo.

La presión de la sexta ola ha llevado a algunas comunidades a hacer uso de personal militar. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

La alta presión que la oleada de ómicron somete a los sistemas sanitarios y a la sociedad europea ha abierto un debate sobre la duración de las cuarentenas que no parece cerrarse. La última recomendación del Centro Europeo para el Control y Prevención de Enfermedades (ECDC) pone sobre la mesa lo que denomina un «enfoque pragmático» en el que hace recomendaciones sobre los aislamientos de casos Covid en distintos contextos de presión sobre los sistemas sanitarios no basadas en evidencias.

En particular se refiere a los trabajadores esenciales (personas que trabajan en atención médica, el transporte o la aplicación de la ley) con Covid no hospitalizados. Para este tipo de trabajadores ofrece un cuadro con tres escenarios para salir del aislamiento. Un escenario epidemiológico «estándar» y dos escenarios de «alta presión» y «extrema presión sobre sistemas sanitarios y la sociedad».

En el escenario «estándar» el trabajador esencial puede salir del aislamiento tras 24 horas sin fiebre ni síntomas y tras seis días de aislamiento, más PCR negativa. En los escenarios de «alta presión» y «presión extrema» la ECDC propone resolución de la fiebre durante 24 horas y mejoría clínica de los síntomas y tres días de aislamiento después del inicio de los síntomas más prueba negativa PCR el día 3, después de los síntomas. A esto el centro de control de enfermedades añade el uso de mascarilla FFP2 durante 3 días más, pero ya fuera del aislamiento. Cuatro días y PCR y vuelta al trabajo con mascarilla.

La guía orientativa de la ECDC se ofrece para «brindar opciones» para adaptar la cuarentena y el aislamiento a los países europeos en un momento de alta incidencia en todo el continente. La ECDC justifica esta guía dando por hecho que «la evidencia científica disponible para respaldar cualquier cambio en la guía de cuarentena y aislamiento existente es actualmente limitada. Por tanto, las opciones sugeridas se basan en un enfoque pragmático, teniendo en cuenta la necesidad de mantener funciones críticas en la sociedad».

Un «enfoque pragmático» que encaja con un momento en el que en muchos lugares de Europa se ve como se reducen los cuerpos de seguridad ante la avalancha de bajas entre sus efectivos. En el ámbito sanitario la expansión de ómicron ha mermado la asistencia médica en centros de salud y hospitales por el mismo motivo y se ha requerido la ayuda de personal sanitario militar. El último informe de Sanidad apunta a que en España se han contagiado más de 9.000 sanitarios en los últimos 14 días.

Desde el sindicato de médicos AMYTS, consultados por este diario, consideran que el aislamiento y las medidas deben ser las mismas para los sanitarios que las del resto y que ellos no deben ser una excepción.

Te puede interesar

Comentar ()