Salud

Los riesgos de la venta 'online' de ortodoncias, en auge desde hace años

Carlos adquirió uno de estos tratamientos y ahora sufre dolores de cabeza, cuello y tras las encías. Ha denunciado su caso en el Colegio de Odontólogos de Madrid. Sanidad ahora y los dentistas desde hace años advierten del peligro de adquirirlos por internet.

Sanidad advierte sobre la venta 'online' de ortodoncias, que los dentistas llevan años denunciando

Sanidad advierte sobre la venta 'online' de ortodoncias, que los dentistas llevan años denunciando

Por 23,99 euros, el alineador dental se presenta como la «solución ideal para la corrección de dientes». Ortodoncias invisibles se venden en internet de forma fraudulenta y bajo unas condiciones de inseguridad e ilegalidad, porque la normativa prohíbe la transacción telemática de este tipo de productos sanitarios. En otros casos es una marca con establecimientos físicos, donde el cliente acude normalmente una única vez a realizar un escáner y luego recibe en casa las férulas que se va cambiando cada 15 días. Sin revisiones desde el momento de la venta. En esos casos el coste puede rondar los 1.600 euros.

Esta última es la experiencia de Carlos [que prefiere no dar su nombre real] cuya denuncia está actualmente en el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Madrid (COEM). Él ha sido víctima de una de estas cadenas que venden alineadores invisibles para corregir la dentadura online. «Solicité información y me citaron en una pequeña clínica. Allí me hicieron un escáner y me dijeron que con ello lo estudiarían y si aceptaba, me enviarían a casa el tratamiento, que no tendría que volver allí», explica Carlos. Le enviaron el presupuesto, que le pareció caro. «La comercial me llamó y le dije que me parecía caro, porque mi mujer se lo había hecho en una clínica dental y la diferencia era poca. Después me volvió a llamar la comercial con una oferta. Lo acepté, me llegó un sobre con las instrucciones de pago y después un paquete con 16 férulas para ir cambiando cada dos semanas».

Carlos empezó a utilizar los alineadores. El plazo eran ocho meses pero a los dos, comenzó a notar dolores de cabeza y cuello. «Les contacté, pero ya no era tan fácil como cuando quería contratar. Llegué, no había nadie en recepción. Quien me atendió me dijo que la solución era ir a un fisioterapeuta o dejar el tratamiento. Continué usándolo pero seguía con mucho dolor y acabé yendo a otro dentista, que me hizo una radiografía y me recomendó pararlo. Entonces decidí denunciarlo, ha pasado un mes pero aún tengo dolor», reconoce.

Carlos abonó todo al inicio a través de una financiera y aún sigue pagando las cuotas de las férulas que no se está poniendo. El abono lo realizó a un banco alemán, de donde es originaria la compañía. Su caso está ahora en la vía penal.

El caso de Carlos no es el único que ha llegado a las organizaciones colegiales, que llevan años denunciando la proliferación de este tipo de productos. «El COEM lleva desde 2017 alertando a los pacientes y poniendo en conocimiento de las autoridades la comercialización, fundamentalmente a través de Internet y redes sociales, de tratamientos de ortodoncia que no cuentan con la intervención y supervisión de un dentista. Este tipo de prácticas, sin un examen clínico minucioso del paciente ni seguimiento regular del mismo, suponen un riesgo potencial para la salud. Es urgente que las autoridades administrativas y judiciales tomen medidas inmediatas para que dichas empresas cesen estas actividades y se proteja a los pacientes», afirma Antonio Montero, presidente del COEM, que confirma que el Colegio ha puesto ya en marcha denuncias, en vía penal y administrativa, para que se actúe «contra las empresas que están infringiendo la ley y poniendo en riesgo la salud de los pacientes».

Las denuncias de los dentistas ya han conseguido que algunas compañías retirasen la comercialización de ortondoncias online, como ocurrió con YourSmileDirect en 2018, tras la denuncia y procedimiento judicial impulsado por el COEM. El Consejo General de Dentistas había denunciado meses antes este producto, que por unos 1.600 euros prometía unos aparatos a medida para la corrección de la dentadura.

Sin embargo y a pesar de las denuncias, la comercialización y publicidad de estos productos no ha cesado y, más bien al contrario, «ha proliferado» como comunicó a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios el presidente del Consejo General de Dentistas, Óscar Castro, en noviembre de 2021. El odontólogo explicó que estos productos se venden desde entidades con apariencia de centros sanitarios que en su mayoría carecen de autorización sanitaria, por ser meros fabricantes: «La normativa prohíbe taxativamente la venta por procedimientos telemáticos o a domicilio, sujetos a prescripción y adaptación por parte del dentista, de productos sanitarios y su publicidad, destinados a ser utilizados o aplicados, exclusivamente, por un profesional sanitario como puede ser la ortodoncia invisible y tratamientos de prótesis dental».

La Sociedad Española de Ortodoncistas (AESOR), emitió a principios de este año un comunicado en el que detallaba más de 50 riesgos asociados al uso de este tipo de ortodoncias de venta online. Entre ellos destaca la alteración de la mordida, mayor posibilidad de reaparición del problema, dolor en la articulación de la mandíbula, sensibilidad dental, gingivitis, cortes, alteraciones respiratorias o incluso la aparición de problemas cervicales o cefaleas.

Ahora la AEMPS ha querido emitir una alerta en la que recomienda que «la única manera de garantizar la seguridad de los tratamientos de ortodoncia es contar con un profesional sanitario» y afirma que no se deben realizar compras online de este tipo de productos. Así mismo, especifica que cualquier incidente relacionado con el uso de estos productos hay que notificarlo en el portal Notifica PS.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

En este contexto, la AEMPS ha emitido estas nuevas recomendaciones en las que subraya que para realizar un tratamiento de ortodoncia es necesario acudir a un profesional sanitario que realice «un diagnóstico previo, la prescripción del tratamiento adecuado, el seguimiento durante la duración del tratamiento y asegurarse de que en la planificación del tratamiento se incluye un seguimiento adecuado y regular. Además, seguir siempre las recomendaciones del profesional sanitario y acudir a las revisiones».


Te puede interesar

Comentar ()