Salud

Novartis anuncia una nueva terapia para pacientes recién diagnosticados con Esclerosis Múltiple

Sede Novartis

Sede Novartis Wikipedia

Novartis ha anunciado la llegada a España de Kesimpta (ofatumumab), un anticuerpo monoclonal dirigido a células B para el tratamiento de pacientes adultos con formas recurrentes de Esclerosis Múltiple, disponible desde el 1 de noviembre tras recibir la aprobación y financiación por parte del Ministerio de Sanidad. 

Se trata de la primera terapia dirigida a células B, autoadministrable, que ha demostrado una eficacia superior en la reducción del riesgo de brotes comparado con la teriflunomida, un tratamiento de primera línea en esclerosis múltiple. 

En concreto, en los ensayos clínicos, en los que han participado 18 hospitales españoles, la terapia demostró una reducción de la tasa anualizada de brotes de más del 50% en comparación con la teriflunomida y logró una reducción del riesgo relativo de la progresión confirmada de la discapacidad de más del 30% a los 3 meses. 

Para el doctor Xavier Montalbán, director del CEMCAT y jefe de Neurología del Hospital Vall d´Hebron, “ofatumumab proporciona unos datos de eficacia y de seguridad muy contundentes en los ensayos clínicos. Es un anticuerpo monoclonal de alta eficacia para pacientes con enfermedad de corta duración y que, además, aporta independencia para el paciente a la hora de administrarse la medicación”. 

Su vía de administración subcutánea permite atajar con precisión las células B linfáticas, provocando una disminución rápida y sostenida de las mismas, evitando así la cascada de eventos inmunitarios que contribuyen a la actividad de la enfermedad (brotes y lesiones de resonancia). 

“Se trata de un tratamiento de alta eficacia que por primera vez vamos a poder usar en pacientes recién diagnosticados. De este modo, de inicio vamos a reducir la inflamación de una manera significativa, evitando que el paciente tenga secuelas o brotes a largo plazo”, apunta la doctora Celia Oreja-Guevara, jefa de Sección del servicio de Neurología del Hospital Universitario Clínico San Carlos y coordinadora del CSUR de Esclerosis Múltiple. 

De hecho, el análisis ‘post hoc’ reforzó el potencial de la terapia para detener la nueva actividad de la enfermedad: casi 9 de cada 10 pacientes tratados con Kesimpta no mostraron evidencia de actividad de la enfermedad en su segundo año de tratamiento. 

Lupe Martínez, directora médica de Novartis España, explica que “en la esclerosis múltiple, tanto el control de la enfermedad como la autonomía del paciente en su manejo es fundamental. Kesimpta proporciona esa independencia, gracias a su forma autoadministrable, a la par que cubre la necesidad no cubierta para el abordaje temprano de la patología, tal y como reflejan los datos de los ensayos de Fase III ASCLEPIOS I y II”.

Te puede interesar

Comentar ()