Una comisión de expertos formada por la revista The Lancet Oncology ha estudiado el impacto de la pandemia de Covid sobre el tratamiento y la investigación del cáncer y estima que en los dos últimos años se ha perdido un millón de diagnósticos de cáncer en toda Europa. Los investigadores alertan de una epidemia de cáncer en la próxima década si no se priorizan urgentemente los sistemas sanitarios y la investigación sobre el cáncer. 

“Estimamos que se pasaron por alto aproximadamente un millón de diagnósticos de cáncer en toda Europa durante la pandemia de Covid-19. Estamos en una carrera contra el tiempo para encontrar esos cánceres que faltan. Además, vimos un efecto escalofriante en la investigación del cáncer con el cierre de laboratorios y el retraso o la cancelación de los ensayos clínicos en la primera ola pandémica”. ha asegurado Mark Lawler, de la Queen’s University de Belfast (Reino Unido) y presidente y autor principal de la Comisión.

“Nos preocupa que Europa se encamine hacia una epidemia de cáncer en la próxima década si no se priorizan con urgencia los sistemas de salud y la investigación del cáncer. Nuestro estudio proporciona hallazgos cruciales sobre el panorama actual de la investigación del cáncer, expone las brechas clave y exige la priorización de las agendas europeas de investigación del cáncer durante la próxima década”, ha agregado Lawler.

Datos similares a los de esta investigación se avanzaron por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) a comienzos de este año en los que se señalaba que para 2035 habría un 40% más de casos diagnosticados de cáncer.

Más investigación e inversión

La Comisión de Oncología de Lancet avisa de que la manera de evitar esta situación es que se duplique el presupuesto europeo de investigación del cáncer, así como la priorización de áreas de investigación del cáncer desatendidas, incluida la prevención y el diagnóstico precoz, la radioterapia y la cirugía. Los autores enfatizan que priorizar la investigación del cáncer es crucial para que los países europeos brinden una atención del cáncer más asequible, de mayor calidad y más equitativa,

“Con el telón de fondo de la pandemia de COVID19, el Brexit y la invasión rusa de Ucrania, es más importante que nunca que Europa desarrolle un panorama de investigación del cáncer resiliente para desempeñar un papel transformador en la mejora de la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la calidad. de vida para los pacientes actuales y futuros y aquellos que viven más allá del cáncer”, afirma Lawler.  

Para Xosé R. Bustelo, profesor de investigación del CSIC, vicedirector del Centro de Investigación del Cáncer y expresidente de ASEICA la investigación de Lancet constata a nivel europeo un problema que ya se había denunciado en varios países, como España. “Solo con una política agresiva en este aspecto podremos avanzar en tasas de supervivencia, calidad de vida de los pacientes y en una atención cada vez más personalizada a los mismos. Este es un reto que, de hecho, es acuciante en España debido a la baja financiación dedicada a la investigación sobre el cáncer, la falta de planes estratégicos a largo plazo y la inestabilidad en la carrera investigadora. Hay que avanzar mucho también en que la investigación sea reconocida como un eje fundamental en la progresión profesional del personal clínico dentro del Sistema Nacional de Salud. 

El documento ha puesto negro sobre blanco la problemática que ya se había denunciado en países concretos dando, esta vez, una perspectiva mucho más global y paneuropea al problema”, ha declarado el científico al Science Media Centre España. “Las implicaciones son a largo plazo y el mensaje está claro: si queremos avanzar de forma sustancial en las tasas de supervivencia de los pacientes con cáncer y en su calidad de vida durante y tras el tratamiento, debemos acometer los déficits asistenciales y de investigación que han señalado”, ha añadido Bustelo.