Política

Aplausos para Sánchez e indiferencia hacia Díaz en el homenaje a Chacón

logo
Aplausos para Sánchez e indiferencia hacia Díaz en el homenaje a Chacón
Pedro Sánchez, en el homenaje a Carme Chacón.

Pedro Sánchez, en el homenaje a Carme Chacón. EFE

Resumen:

Casi dos millares de militantes y simpatizantes socialistas han participado esta noche en el acto de homanaje a Carme Chacón, un encuentro en el que han coincidido de nuevo los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE y en el que se ha hecho evidente que Pedro Sánchez sigue mandando en las preferencias del socialismo catalán. El ex secretario general ha sido recibido con una ovación que ha contrastado con la frialdad con la que los asistentes han recibido la llegada de Susana Díaz, quien a su vez ha evitado saludar a Patxi López. El “aplausómetro” ha confirmado las peores sospechas de la presidenta andaluza.

Pese a los llamamientos a la recuperación de la unidad socialista, las diferencias estaban muy presentes. Desde la primera fila preparada para la ocasión, con las sillas reservadas para Sánchez, Díaz y López convenientemente separadas por una decena de dirigentes entre cada uno de ellos. O las distancias que Pedro Sánchez y Patxi López han guardado en las inmediaciones del acto.

“Dialogad compañeros, seguid hablando hasta el agotamiento” ha reclamado Mireia Chacón en el cierre del acto de homenaje a Carme Chacón. Un acto que se ha convertido en una reivindicación de la unidad en el PSOE y la recuperación de un partido que pasa por una profunda crisis. Aunque los protagonistas del enfrentamiento, los candidatos a la secretaría general socialista, han mostrado su distancia al llegar por separado y evitar saludarse.

Donantes de votos

Aunque el más descarnado ha sido el periodista Xavier Sardá al pedir que PSC y PSOE “dejen de ser donantes de votos por una temporada” envite que José Luis Rodríguez Zapatero ha recogido asegurando que “el PSOE se va a recuperar”.

La crisis socialista ha flotado también sobre la reivindicación que los más próximos a la ex ministra han hecho de su candidatura a ese liderazgo, hace cinco años, cuando fue derrotada por Alfredo Pérez Rubalcaba. “Se atrevió a enfrentarse al aparato, para ponerse al frente del PSOE, y casi lo consiguió” ha recordado Maria Teresa Fernández de la Vega.

Se atrevió a enfrentarse al aparato, para ponerse al frente del PSOE, y casi lo consiguió” ha recordado Fernández de la Vega

“Algún día hablaremos de por qué no lo consiguió” ha añadido, un porqué que su jefe de gabinete, Germán Rodríguez, ha atribuido a maniobras del aparato del PSOE contra ella, tras señalar que si hubiera conseguido ganar “hoy no estaríamos donde estamos”.

El valor de intentar enfrentarse a ese aparato “es su legado” ha asegurado De la Vega, quien ha advertido de que “ningún proyecto que no parta de la igualdad entre hombres y mujeres no será ganador” y ha reclamado más democracia en las direcciones políticas de los partidos.

Zapatero ha recogido el testigo para reivindicar a Chacón y su legado, así como el de las 17 mujeres que formaron parte de sus gobiernos. Mujeres “dignas, competentes, valientes y decentes, que sufrieron ataques machistas indecentes” ha recordado. El ex presidente ha elogiado también que “a Carme le cabía el amor a Cataluña igual que el amor a España”.

Acto multitudinario

El socialismo ha despedido a Carme Chacón en un multitudinario acto que ha congregado bajo el lema “en nuestro corazón” a dirigentes de todo el arco político y de todas las sensibilidades socialistas, pero sobre todo a más de un millar de militantes o simpatizantes socialistas. Poco dispuestos a aceptar, por cierto, que los tres candidatos que aspiran a la secretaría general del PSOE, Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López, convirtieran el acto de homenaje en un acto de campaña.

Al margen de la batalla por la secretaría general, el ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha ocupado el lugar de honor junto a la familia de Chacón y la ex vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, José Julio Rodríguez, actual dirigente de Podemos y jefe del Estado Mayor del Ejército nombrado por Chacón.

Techos de cristal

El adiós a Carme Chacón ha congregado además a la ministra de Sanidad Dolors Montserrat, a la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, la consellera de Presidencia Neus Munté y la líder de la oposición, Inés Arrimadas, en un acto en el que se ha recordado insistentemente los techos de cristal rotos por Chacón para las mujeres, con su imagen embarazada pasando revista en primer lugar.

A ese papel se ha referido la presidenta chilena Michelle Bachelet, que ha descrito a Chacón como una demócrata y defensora de los derechos femeninos y ha recordado que “fuimos las primeras mujeres en liderar los ejércitos de nuestro país”. Aunque el más ovacionado en este sentido ha sido el Jemad escogido por Chacón, Julio Rodríguez.

El actual dirigente de Podemos ha recordado a “mi ministra” como “una gran jefa” que “cumplió con sus objetivos a pesar de la carcundia que había y hay en el Ministerio de Defensa”. Rodríguez ha destacado, en un emocionado recuerdo que “ella se propuso recuperar la dignidad y el recuerdo de la Unidad de Militares Demócratas UMD, lo hizo después de 35 años de democracia cuando sus predecesores hombres no habían querido o podido. Fue una mujer valiente”.

logo
Volvo y el resultado de dar un paso atrás a tiempo