Deportes | Fútbol

Vinícius lidera el triunfo del Real Madrid contra el Osasuna (2-4)

El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Junior (c) celebra el primer gol de su equipo en el partido de la LaLiga EA Sports entre Osasuna y Real Madrid este sábado en el estadio de El Sadar en Pamplona.-

El delantero brasileño del Real Madrid Vinicius Junior (c) celebra el primer gol de su equipo en el partido de la LaLiga EA Sports entre Osasuna y Real Madrid este sábado en el estadio de El Sadar en Pamplona.- EFE/ Villar López

El Real Madrid solventó con autoridad su duelo ante el Osasuna este sábado con un 2-4, gracias a dos goles de Vinícius Jr., otro de Dani Carvajal y otro de Brahim Díaz, en un partido que sirvió a los blancos para mantener su cómoda ventaja en el liderato de la competición.

En El Sadar, comenzó el duelo sin dar respiro. A punto de cumplirse el minuto 3, y debido a la presión de Vinícius, Alejandro Catena perdió un balón siendo último defensor de Osasuna. El delantero merengue robó esa pelota en línea de tres cuartos y avanzó hasta plantarse en el área.

El portero local, Sergio Herrera, intentó tapar huecos sin premio ya que el '7' del Real Madrid definió raudo con un disparo raso y cruzado al fondo de la red. Lejos de acusar el golpe, los rojillos igualaron el marcador tres minutos después. En un córner, Carvajal en el primer palo despejó hacia atrás de cabeza y el balón cayó a pies de Jorge Herrando.

De primeras, el canterano rojillo hizo un centro-chut que regresó del segundo palo al primero para que Ante Budimir rematase a bocajarro en el área pequeña, con el esférico colándose en la portería tras pasar entre las piernas de Carvajal. Doble fallo del lateral derecho merengue, que más adelante se resarció al anotar el 1-2 mediante un bonito recurso.

Pero antes de ese segundo gol blanco, hubo un par de avisos serios. Primero fue otro mano a mano de Vinícius, cuyo desmarque a la espalda de los centrales hizo bueno un pase filtrado de Antonio Rüdiger y sirvió para quedarse solo delante de Herrera; 'Vini' realizó una bicicleta, en vez de definir rápido, y el guardameta despejó el tiro con su pierna.

El siguiente aviso fue un disparo lejano de Rodrygo Goes al cuarto de hora y que Herrera repelió bien. Pero en el 18', poco pudo hacer el arquero local tras una gran combinación de los visitantes. En el pico izquierdo del área rival, Brahim picó la pelota hacia dentro para que Fede Valverde controlase de espaldas al arco; sin dejarla caer, y con Catena encima, el uruguayo se giró a la vez que centraba al punto de penalti.

Y presto para enmendar sus errores del empate osasunista, Carvajal apareció como delantero y voleó con su tobillo derecho, marcando un 1-2 que apagó el partido. Se pasó entonces de un ritmo vertiginoso a otro espeso, con los pupilos de Carlo Ancelotti bien posicionados y tratando el balón con parsimonia o velocidad cuando era necesario a cada instante.

En un arreón cuando transcurría el minuto 34, 'Vini' recibió el balón en la frontal del área y conectó un derechazo cruzado y raso, que salió desviado cerca del poste más alejado. La respuesta pamplonica llegó en el 40', por obra de Jose Arnaiz al ir perfilándose para tirar con la diestra desde fuera del área mientras Valverde no alcanzaba a taponar.

Ese disparo de Arnaiz activó a Andriy Lunin, estirándose para mandar el esférico a saque de esquina. El portero ucraniano atrapó otro disparo en ese mismo córner y, a continuación, el Real Madrid montó un ataque rápido con 'Vini' abriendo la jugada hacia la banda derecha; corrió por ahí Valverde, cuyo potente centro tropezó en un pie de Johan Mojica y cambió de trayectoria, obligando a un paradón de Herrera en la escuadra.

Los esprints de Vini dominan la segunda parte

El comienzo de la segunda parte no auguró que Osasuna apretase con ímpetu y, para colmo, el equipo merengue lució puntería en su siguiente acercamiento de amenaza. Lunin sacó en largo desde su área y Valverde prolongó de cabeza en el centro del campo, habiendo ganado el salto a Catena.

Brahim vio un hueco enorme en medio de los tres centrales de Osasuna, esprintó más rápido que Unai García y batió a Herrera con un derechazo a ras de césped (61'). Sin dilación, los de Ancelotti marcaron el cuarto en el 64' gracias otra vez a 'Vini', que domó un pase de Valverde con el estómago tras una asistencia previa de Rüdiger en la salida desde atrás.

El '7' blanco adelantó metros en su carrera, pisó área y superó al portero rojillo con un leve toque con el exterior de su bota derecha. El carrusel de sustituciones en ambos equipos terminó por mermar el duelo, que de ahí al final pudo ver más goles del Real Madrid si el propio 'Vini' o Rodrygo hubieran afinado su mirilla ante un Herrera desbordado.

Incluso Lucas Vázquez, en el minuto 88, marcó un gol invalidado por fuera de juego tras un disparo de Luka Modric desde fuera del área. Iker Muñoz, en el descuento, marcó dentro del área blanca el 2-4 con un potente derechazo raso y que entró por las piernas de Lunin.

La última jugada fue un zurdazo de Arda Güler desde el centro del campo y que se estrelló en el travesaño. Finalmente, este cómodo triunfo puso al conjunto merengue con 72 puntos, distanciado del Girona FC y del FC Barcelona desde su líderato. Por su parte, Osasuna permaneció con 36 puntos en la zona media de la tabla, y cada vez con menos objetivos.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar