Deportes | Fútbol

Argentina

Tévez alerta del analfabetismo que existe en el fútbol: «No saben sumar ni restar»

La pobreza es una realidad en Argentina y una consecuencia de ellos es que Carlos Tévez tenga futbolistas en su plantilla que no saben sumar ni restar

Carlos Tévez

EFE

Carlos Tévez, que en su día fue el jugador mejor pagado del mundo cuando puso rumbo a China de la mano del Shanghai Shenhua, ejerce hoy de entrenador de Club Atlético Independiente. Pese a tratarse de un equipo de Primera División, la pobreza es una realidad en Argentina, y el analfabetismo en el fútbol una de sus consecuencias.

«Hago un ejercicio de velocidad, relacionado con neurociencia. Cuando el jugador está ahogado físicamente le hago que me solucione un problema, 2+2. Tres de los chicos que hoy tenemos en el plantel me dijeron que no sabían sumar ni restar jugando en Primera», alertó Carlos Tévez en una entrevista a Alejando Fantino en 'El Nueve'.

«Ahí está la pobreza. Le podemos llevar a un chico comida, lo podemos ayudar con un montón de cosas, pero el estudio… que se sepa defender, que sepa leer lo que está firmando…», continuó el argentino.

El proyecto de Independiente para combatir el analfabetismo en el fútbol

«Estamos armando un proyecto con el club para ponerles un profesor y después de los entrenamientos pasen dos horas estudiando», reveló Carlos Tévez sobre la iniciativa de Club Atlético Independiente.

«Nosotros fuimos pobres pero a nuestros viejos los veíamos levantarse a las 6 de la mañana y volver a las 7 de la tarde llenos de cal, con los pantalones rotos…. tu papá se rompía la cabeza para traer la plata a la casa y tú tienes que saber leer, expresarte, para saber si te están diciendo la verdad», subrayó destacando la importancia estudio.

Carlos Tévez, además, contó cómo trata de inculcar esa filosofía a sus hijos. «Al costarnos tanto, a veces pecas en darle todo sin pensar que le estás haciendo un daño. La humildad se entrena, la humildad empieza desde los valores. Si te va bien en la escuela tienes un premio. ¿Quieres un juguete? Gánatelo, pon la mesa, haz algo para ganártelo», concluyó.