La banca y las nuevas tecnologías se alían para lanzar nuevos productos de inversión. Varios financieros procedentes de la banca tradicional y empresarios pioneros en las nuevas tecnologías han desembolsado varios millones de euros para lanzar Darwinex, un nuevo mercado en el que traders independientes plasman sus estrategias para que terceros inversores puedan replicarlos y lograr beneficios, identificando ineficiencias del mercado.

Entre los accionistas de esta nueva plataforma de trading, que ya mueve más de 8.000 millones de dólares (7.111 millones de euros) al día en operaciones de compra venta de divisas y materias primas, figuran José Manuel Lladó, hermano del consejero delegado de Técnicas Reunidas Juan Lladó, y Sergio Chalbaud, que, a través de la firma de capital riesgo Ideon, participan en este proyecto. Ideon Financial Solutions es conocido por el lanzamiento de Fintonic.

Junto a éstos han invertido en Darwinex varios socios de Oliver Wyman -consultora americana encargada de realizar los estrés test a la banca europa-, entre ellos Stefan Jaeklin y John Romeo; junto con ex directivos de BBVA y algunos actuales directivos de Santander.

Hasta la fecha, los principales accionistas han desembolsado más de cuatro millones de euros en capital para la constitución de la firma y han puesto a trabajar otros nueve millones para dar liquidez a una plataforma que, según explica su fundador Juan Colón «está respaldada por cuatro años de investigación matemática en algoritmos».

Los accionistas han desembolsado 4 millones en capital y han destinado otros 9 a dar liquidez

Darwinex, regulada por el supervisor de los mercados en Reino Unido, FCA (Financial Conduct Authority), cuenta con 1.200 traders operando en los mercados de divisas y materias primas -más líquidos y de mayor volumen que los mercados de acciones y renta fija-, de los que el 25% son españoles y el resto, chinos y británicos.

El FCA supervisa el equipo de gestión, procesos internos y capitalización, y cuenta con el pasaporte europeo que le permite prestar servicio en España. El dinero de los traders e inversores se encuentra en cuentas segregadas en Barclays (Reino Unido).

Darwinex, regulada por el supervisor de Reino Unido, cuenta con 1.200 traders

Basada en fórmulas matemáticas, la plataforma «utiliza un filtro que identifica traders acreditados que ganan dinero sin suerte, certifica su talento (Darwinex les otorga un ráting y muestra el track récord de sus operaciones) y los potencia legalmente con capital de inversores, protegiendo su propiedad intelectual», explica Colón.

Se trata, probablemente, de «uno de los mayores proyectos tecnológicos en el ámbito de la gestión que se ha puesto en marcha actualmente en España y está dotado de gran proyección internacional», apunta Colón.

De hecho, «el darwin es un nuevo activo de inversión que, en una segunda fase, podría ser el subyacente de un ETF (fondo cotizado que replica la evolución de un activo)».

Una de las bondades de este nuevo mercado es que traders e inversores puedes ejecutar sus operaciones a un precio muy similar al que acceden los grandes inversores institucionales, como los fondos de inversión y las entidades bancarias. «Se aplica una comisión por volumen operado de 0,0025% en la apertura y 0,0025 % en el cierre de cada suboperación», indica. Además, «al contrario que otras plataformas de trading, nosotros nunca apostamos en contra de los clientes para lograr beneficio con sus potenciales pérdidas», asegura.

Qué es un ‘darwin’

El nuevo concepto de inversión que ha desarrollado Colón y su equipo es el darwin. «Es una estrategia de trading y, cada vez que el trader opera divisas, commodities o índices, los inversores de este darwin logran la misma rentabilidad en su cuenta que este inversor. Ambos operan el mismo activo, con dos salvedades. Por un lado, hay una divergencia de unos 100 milisegundos desde que el trader opera hasta que el inversor replica la orden, por lo que el precio puede moverse en ese tiempo», indica.

Sin embargo, la revolución de Darwinex radica en la gestión del riesgo. «El trader puede operar su cuenta con el apalancamiento que desee, mientras que el riesgo de los inversores del darwin está gestionado por nuestros algoritmos a un nivel de riesgo mensual constante. Así, todos los darwin operan con el mismo riesgo y una cartera típica de cinco o 10 traders tiene una volatilidad similar a la de una acción del FTSE 100 o el S&P 500″, ejemplifica Colón.