Las duras advertencias de la Inspección del Banco de España sobre la salida a bolsa de Bankia amenazan con darle un vuelco al caso en la Audiencia Nacional. En cuatro correos electrónicos que obran desde hace unos días en poder del juez instructor, Fernando Andreu, el inspector José Antonio Casaus alerta en abril y mayo de 2011 a las claras y por escrito de la frágil situación financiera de la entidad, justo antes de saltar al parqué. En este punto cabe puntualizar que las advertencias de Casaus se refieren a BFA-Bankia y no a la filial, Bankia, que posteriormente cotizaría en Bolsa.

Los emails, dirigidos a Pedro Comín Rodríguez, director general de supervisión de la institución, dejan en evidencia el papel que jugó Miguel Ángel Fernández Ordóñez, entonces gobernador del Banco de España, en la OPS (Oferta Pública de Suscripción) de la hoy nacionalizada Bankia. La cúpula del Banco de España conoció las advertencias de la inspección semanas antes del estreno en Bolsa, el 20 de julio. En cualquier caso, es la CNMV a quien corresponde supervisar estas operaciones en los mercados, mientras que el Banco de España es responsable de velar por la solvencia y viabilidad de las entidades.

Casaus cuestiona la fórmula elegida para ejecutar la operación, por las pérdidas que supondrá para el contribuyente. Y duda de la capacidad, e incluso de la “honradez”, de sus gestores, encabezados por Rodrigo Rato, para garantizar la viabilidad de un banco que arrastraba tantos problemas. Casaus envió los correos a sus superiores entre el 8 de abril y el 16 de mayo de 2011.

Éstos son las principales mensajes del inspector, que ya forman parte de la investigación del juez Andreu.

La salida a Bolsa, primer paso para la nacionalización

“La salida a Bolsa con la estructura de doble banco sin hacer cambios estructurales (…) sólo es una bombona de oxígeno. Terminará en el medio plazo con la venta a bajo precio del banco cotizado y con el estado nacionalizando BFA, lo que supondrá un quebranto a los contribuyentes”.

“¿Y cuál es la solución del problema? Pues la toma de control del grupo por un banco (a ser posible extranjero) con capacidad financiera suficiente (…) Esa toma de control haría viable un grupo que hoy no lo es por su reducido y menguante margen de intereses y por sus activos ilíquidos y aun sobrevalorados”.

“Ésta sería la solución definitiva y la óptima [la venta a un grupo extranjero], pues no perdería nadie: ni el contribuyente ni los acreedores. Y creo que es posible. Otra cosa es que los políticos que gestionan Bankia no quieran explorar esta vía para no perder sus poltronas ni su herramienta de financiación”.

“En caso de no encontrarse ese comprador, estoy de acuerdo con lo de la salida a Bolsa, pero con un Banco único y no con doble banco. La salida a Bolsa con un banco doble es el primer paso para nacionalizar las pérdidas, algo injusto”.

Desconfianza total en el equipo gestor

“Consejo muy politizado y poco profesional: ausencia de un director general o consejero delegado que lleve el día a día”.

“Continúan los mismos gestores que han llevado a las entidades a solicitar ayudas públicas: desacreditados ante el mercado”.

“Se estima desacertado que la dirección de riesgos e intervención cuelgue de una misma Dirección General”.

“La dirección general Financiera de Riesgos debe tener el mismo nivel jerárquico de la de Negocio y no debe depender de quien lleva la cuenta de resultados para evitar conflictos de interés”

“Cuestionable honradez de los gestores. Se llevaron un bonus 2009 superior al que correspondía gracias a corregir el resultado del ejercicio (propuesta de Román y Navarro presentada por Barcoj al Consejo de Dirección). Propusieron llevarse entre 82 y 154 millones de un bonus cuatrienial porque las cifras de la integración alcanzaban objetivos, pese a que el Plan decía que una desviación superior al 15% dejaba el bonus en cero y a que ya hubiesen solicitado 4.466 millones de ayudas públicas”.

Rentabilidad, liquidez y solvencia, heridas de muerte

“Rentabilidad recurrente: el mayor problema. Debílisima y decreciente capacidad para generar resultados de forma recurrente, lo que teniendo en cuenta su voluminoso pasivo mayorista y su deteriorada cartera crediticia, hace cuestionable su viabilidad futura”.

“El margen trimestral de intereses de Bankia cae un 34% respecto al primer trimestre de 2010, con ingresos casi planos y costes creciendo más del 35%”.

“Liquidez: la principal amenaza. ¿Cómo está pudiendo afrontar Bankia […] su fuerte dependencia a la financiación mayorista? Bankia ha recibido ayudas públicas directas o indirectas a largo plazo por más de 23.000 millones de euros, en relación con los 33.000 millones de emisiones de Bankia que vencen entre 2011 y 2012. Llegaremos a la conclusión de que Bankia ha podido afrontar gran parte de los vencimientos gracias a las ayudas públicas del Estsado español”.

“Además, una parte de los 13.300 millones financiados por el BCE usan como colateral activos que no serían elegibles por cámaras privadas, por lo que a estos efectos también podrían entenderse como ayudas públicas, que se suman a los 23.000 millones del Estado español”.

“La solvencia: insuficiente con la nueva normativa (Basilea III). Le hacen falta 1.795 millones (inversores privados) o 5.775 millones para cumplir con la normativa y alcanzar un coeficiente de solvencia del 10%”.

“La débil generación de resultados de Bankia es un problema en términos de solvencia. Basilea III es una amenaza a medio y largo plazo, en especial a lo relativo al tratamiento de los impuestos anticipados (más de 5.000 millones), a los intereses minoritarios no bancarios (1.300 millones) y a las participaciones relevantes en entidades financieras y aseguradoras (al menos, 1.300 millones en Mapfre”.