El paro bajó en 253.900 personas en el tercer trimestre del año respecto al trimestre anterior, lo que supone un descenso del 5,55%. Este retroceso es inferior a los 298.000 parados menos del tercer trimestre de 2015.

Sin embargo, ha permitido que la tasa de paro se sitúe en el 18,91%, alrededor de un punto porcentual menos que en el trimestre anterior, por debajo de la barrera del 20% por primera vez desde el tercer trimestre de 2010. De hecho, es la tasa de desempleo más baja desde el cuarto trimestre de 2009, según la última Encuesta de Población Activa (EPA) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Tras este descenso, la cifra de desempleados se sitúa en las 4.320.800 personas, el menor nivel en términos absolutos desde el tercer trimestre de 2009. Así, el desempleo se ha reducido en 530.000 parados en los últimos 12 meses, un 10,9%. Por sexos, se registra un descenso de 329.400 parados hombres y de 200.600 mujeres, con tasas del 17,39% y el 20,60% respectivamente.

Por edades, todos los tramos presentan caídas del desempleo este trimestre. No obstante, las mayores se concentran entre los 25 y los 54 años (199.700 parados menos) y entre los 20 y 24 años (43.900 menos).  Asimismo, el paro se reduce en 123.500 entre las personas que perdieron su empleo hace más de un año y en 1.600 entre las que buscan su primer empleo.

Con esta evolución, los jóvenes menores de 25 años en paro han descendido un 6,5% en el tercer trimestre del año, hasta los 647.400, lo que sitúa la tasa de desempleo juvenil en el 41,9%, 4,5 puntos menos que en el trimestre anterior.

Por comunidades, las mayores bajadas del paro este trimestre se produjeron en Cataluña (51.100 parados), Comunidad de Madrid (41.800) y Comunidad Valenciana (29.200). En términos anuales, las mayores reducciones se registraron, en cambio, en Andalucía (148.200 menos), Cataluña (107.100) y Comunidad Valenciana (52.200).

Por otro lado, el número de ocupados aumentó en 226.500 personas en el tercer trimestre del año respecto a los tres meses anteriores (+1,24%), por encima del incremento de 182.200 personas del mismo trimestre de 2015. De esta forma, la ocupación se ha situado en 18.527.500 trabajadores, la cifra más alta desde el mismo periodo de 2011. Además, se trata del mayor aumento de la ocupación entre julio y septiembre desde 2005.

En términos anuales, el avance del empleo ha sido de 478.800 personas, con lo que se ha acelerado hasta un ritmo del 2,65%. Como resultado, la tasa de empleo se sitúa en el 48%.

Sube la tasa de temporalidad hasta niveles de 2008.

Concretamente, la ocupación subió en este trimestre en 8.900 personas en el sector público, hasta los 15.523.000 empleados, y en 217.700 en el privado (+3%), con algo más de tres millones de trabajadores (+0,59%)

Además, el total de asalariados creció en el tercer trimestre en 216.800 personas, pero aquellos con contrato indefinido descendieron en 29.100 personas, frente al aumento de 245.900 temporales, por el efecto de la contratación en los meses de verano.

Con este nuevo incremento, la tasa de temporalidad sube 1,23 centésimas, hasta el 26,96%, la cifra más alta desde finales de 2008. Por su parte, el número de trabajadores autónomos subió entre julio y septiembre en 10.900 personas, mientras que en los últimos doce meses el incremento ha sido de 22.500.

En el caso de la población activa, el número de personas en disposición de trabajar descendió en el tercer trimestre en 27.300 personas, hasta las 22.848.300, de forma que la tasa de actividad baja y se sitúa en el 59,2%. En el último año la población activa ha descendido en 51.200 personas.

El sector servicios tira del empleo

Por otro lado, el número de ocupados aumentó en este trimestre fundamentalmente en los servicios (178.700 más), por efecto de nuevo de la época estival, seguidos de la industria (34.200) y en la construcción (29.900), mientras que descendió en la agricultura (16.300 menos).

En cuanto a la duración de la jornada, el empleo a tiempo completo subió en el tercer trimestre en 330.500 personas, mientras que el número de ocupados a tiempo parcial bajó en 104.000. Por ello, el porcentaje de personas ocupadas que trabajan a tiempo parcial se redujo hasta el 14,56%.

El empleo se lo quedan los hombres españoles

Por otro lado, los datos de ocupación reflejan que el empleo que se crea se queda en manos fundamentalmente de los hombres de nacionalidad española. Así, el empleo aumenta este trimestre en mayor cuantía entre los hombres (141.700 ocupados más) que entre las mujeres (84.900 ocupadas más). Mientras que por nacionalidad, la ocupación se incrementa en 196.800 personas entre los españoles y en 29.700 entre los extranjeros.

Otros de los datos que arroja la Encuesta de Población Activa (EPA)  es que los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro disminuyen este trimestre en 55.500, hasta un total de 1.438.300.

 Por su parte, el número de hogares en los que todos sus miembros activos están ocupados aumenta en 160.800, hasta 9.823.000. En términos anuales, el número de hogares con al menos un activo en los que todos están en paro se ha reducido en 134.700, mientras que los que tienen a todos sus activos ocupados ha crecido en 357.000.