Ibercaja se posiciona para comprar BMN, siempre y cuando «no exija demasiado capital», dado el «elevado coste que tiene en el mercado». Así lo ha señalado hoy el consejero delegado del grupo, Víctor Iglesias Ruiz, en la presentación de la nueva oficina de banca personal, privada y pymes de Madrid, en la emblemática calle de Ortega y Gasset.

El ejecutivo aseguró sobre BMN que lo ven «realmente interesante como franquicia comercial, ya que la localización de sus redes sería complementaria con las de Ibercaja y está razonablemente bien gestionada». Por ello, «nos interesa si no exige mucho capital y lo consideraremos si llega el caso».

Aunque en el sector se ha dado por hecho que BMN se integrará en Bankia, Iglesias apunta que el Frob analizará otras opciones y elegirá «la mejor para el contribuyente. Intuyo que el Frob querrá optimar la recuperación del capital invertido y entiendo que hablarán con las entidades que puedan ser complementarias o sinérgicas».

En cualquier caso, apunta que, desde el organismo público, «no se han puesto en contacto con ellos», pero «podría ser que hagan un sondeo entre posibles interesados».

Sobre las ayudas públicas con las que cuenta actualmente el banco, Iglesias señala, tal como apunta hoy El Independiente, que planea adelantar la amortización de los 387 millones de euros de deuda convertible en capital (CoCos) a marzo del próximo año. En este sentido, ya habría comenzado los trámites, informando al regulador de sus planes al respecto.

El ejecutivo se ha mostrado confiado en su plan de negocio y considera que, de aquí a 2020, alcanzará una rentabilidad sobre recursos propios del 8%. Sus planes de salir a Bolsa siguen adelante «aunque sin ninguna prisa», una operación que podrían ejecutar en cualquier momento, si el mercado lo facilita «porque estamos preparados para ello».