Ya se están imprimiendo los carteles. Los sindicatos mayoritarios CCOO y UGT han convocado movilizaciones ante las delegaciones del Gobierno de todas las capitales para el próximo 15 de diciembre, que culminarán en una gran manifestación tres días después, el 18 de diciembre, en Madrid.

Según han precisado fuentes sindicales a El Independiente, ambos sindicatos venían madurando estas convocatorias antes de la reunión de sus líderes este jueves con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, y los líderes de la patronal CEOE y Cepyme.

No obstante, el secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado en declaraciones a los medios en Zaragoza que la decisión fue tomada tras el encuentro con el Ejecutivo. «A la vista de cómo parece que puede evolucionar el proceso de diálogo social, en mi opinión absolutamente necesario, CCOO y UGT hoy anunciamos la convocatoria de movilizaciones en toda España para el próximo día 15 de diciembre, concentraciones, manifestaciones, actos sindicales, y una gran manifestación sindical y social en Madrid el domingo día 18 de diciembre», ha señalado, según informa Europa Press.

Tras la reunión, los líderes sindicales precisaron que el Gobierno había puesto dos restricciones a la nueva fase del diálogo social tras la formación del Ejecutivo: el control del déficit y la no derogación de las reformas llevadas a cabo la pasada legislatura. Precisamente, la retirada de la reforma laboral era una de las prioridades de los sindicatos, que ya celebraron una huelga general en 2012 cuando fue aprobada.

En este sentido, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha señalado en el marco de una Convención de delegados de la Federación de Servicios Públicos de UGT-Asturias que «después de un año con un gobierno en funciones, ya no hay excusas: los problemas de las personas no pueden esperar». «El Gobierno debe negociar un nuevo contrato social para restituir los derechos sociales y laborales, en el marco del diálogo social», ha añadido.

Las mismas fuentes sindicales han informado de que los detalles de las movilizaciones se conocerán los próximos días.

La segunda vez que lo hacen con un Gobierno de Rajoy

La convocatoria de movilizaciones por parte de los sindicatos ha llegado por sorpresa en tanto que el Gobierno aún no ha adoptado ninguna decisión de calado desde su formación tras casi un año de interinidad y ha insistido en todos los foros en su voluntad de abrirse al diálogo. Se trata de la segunda vez que los sindicatos quieren poner al Gobierno de Mariano Rajoy contra las cuerdas a golpe de movilización, y, leyendo la situación en profundidad, la situación guarda similitudes.

Cuando el PP llegó al poder en 2011 se encontró con la necesidad de prorrogar los Presupuestos a falta de una cuentas elaboradas para 2012, tal y como ocurre en estos momentos. Además, Bruselas, como ahora, presionaba a España para adoptara medidas estructurales para reducir el déficit. La diferencia es que en aquella ocasión, el Gobierno cogió con el pie cambiado a las centrales y decretó en febrero de 2012 una reforma laboral que finalmente desembocó en las huelgas generales del 29 de marzo y el 14 de noviembre de ese mismo año.