El Ayuntamiento de Madrid apuesta por la peatonalización… y por los carriles bici. En concreto, el nuevo documento marco presentado por la Corporación de Ahora Madrid prevé hacer 41, 949 kilómetros de itinerarios ciclistas para 2017. “Éste es un documento no cerrado que puede sufrir modificaciones y en el que trabajan los técnicos. Pero la intención del Consistorio para el año que viene es construir otros 42 kilómetros”, dicen en el área de Urbanismo.

No serán los primeros porque, salvo imprevisto de última hora, el equipo que dirige Manuela Carmena -usuaria de la bici- espera cerrar el presupuesto de 2016 con 32,108 kilómetros de carriles bici más en la capital. Así que si se cumplen las previsiones de Urbanismo (área rebautizada como Desarrollo Urbano Sostenible, DUS) Madrid debería llegar a 2018 con 75 nuevos kilómetros de itinerarios ciclistas.

Madrid debería llegar a 2018 con 75 nuevos kilómetros de itinerarios ciclistas, según Cibeles

El documento fechado el pasado 15 de diciembre ha sido redactado por técnicos municipales al alimón con la consultora Gea 21. Se trata de una “revisión y actualización del Plan Director de Movilidad Ciclista”. “La previsión es implementar 40 nuevos kilómetros de itinerarios durante el año 2017”, explican portavoces de Ahora Madrid. “La decisión de cuales serán los trazados prioritarios será sometida a consulta entre las organizaciones y colectivos que forman el Foro Ciclista de Madrid”.

Itinerarios ciclistas propuestos por el Ayuntamiento de Madrid para 2017.

Itinerarios ciclistas propuestos por el Ayuntamiento de Madrid para 2017.

La cuantía económica no viene cuantificada en los informes municipales, aunque el responsable de Urbanismo, José Manuel Calvo, avanzó hace un año que la intención es destinar unos 40 millones de euros en esta legislatura. Los tres primeros itinerarios previstos para 2017 recorren los distritos de Fuencarral-El Pardo y Chamartín. El primero va de la calle del Castillo de Candanchú a la Plaza de Castilla; el segundo desde Arturo Soria hasta la Avenida de Brasilia; y el tercero desde el Paseo de la Castellana hasta un tramo del Anillo Verde Ciclista.

Muchos distritos afectados

El cuarto itinerario surca seis distritos: Fuencarral-El Pardo, Moncloa, Tetuán, Chamartín, Ciudad Lineal y Hortaleza. Consta de tres subtramos: de la Dehesa de la Villa a Bravo Murillo, de Bravo Murillo a Arturo Soria, y de esta última calle a la Vía Dublín. En total, cerca de 10 kilómetros para el cuarto carril bici.

Además de los ocho itinerarios hay otros 20 kilómetros en estudio

El quinto, sexto y séptimo itinerarios ciclistas transcurren por Retiro, Moratalaz y Vicálvaro. Van desde el emblemático Parque del Retiro hasta el anillo verde; desde el anillo verde hasta el complejo temático Faunia; y el séptimo que discurre íntegramente por Méndez Álvaro. Finalmente, el octavo carril bici atraviesa los distritos de Usera, Villaverde y Arganzuela.

La revisión del Plan Director para el año que viene no se queda ahí: deja en estudio casi otros 20 kilómetros de itinerarios. Algunos en lugares con mucho tráfico de la capital, como es la zona de las calles de Mateo Inurria, Agustín de Foxá o Mauricio Legendre; también se revisarán seis kilómetros en Arturo Soria, donde hay colectivos vecinales que reclaman un carril bici por esta calle; y más al sur, hay igualmente propuestas para reformar las calles de Eduardo Barreiro y de Antonio López.

Proyecto municipal para 2025: 625 kilómetros de nuevas vías ciclistas.

Proyecto municipal para 2025: 629 kilómetros de nuevas vías ciclistas.

El documento habla de “objetivos cuantificables para 2025”, como que los desplazamientos en bicicleta representen el 5%, “poner en marcha la Oficina de la Bicicleta”, “reducir la brecha de género” en el uso de la bici entre hombres y mujeres hasta una proporción del 60%-40%, multiplicar los aparcabicis y “aumentar el número de escolares en un 10% y de  personas de más de 65 años en un 5% que utilicen la bicicleta en sus desplazamientos habituales”.

434 kilómetros más en 2025

Hay más novedades, como la propuesta de poder circular a contramano (en sentido contrario al de los coches en determinadas calles) o mantener las calles 30 o ciclocarriles “en calles de sentido único”. Ante este tipo de carriles compartidos entre coches y ciclistas con límite de velocidad (30 km/hora) que nacieron en la etapa de Ana Botella, la tendencia actual es segregar físicamente. En su lugar se plantea una “combinación bici-bus”: un diseño de carril-bici paralelo y a la izquierda del carril-bus, “con dos metros para ciclistas y tres metros para autobuses”.

Se contemplan más aparcabicis, direcciones a contramano o “estabilizar Bicimad”

Las últimas ideas del Plan Director de Movilidad Ciclista recogen “estabilizar [el sistema público de bicicletas] Bicimad” y, algo que se plantea a largo plazo, crear 434 kilómetros de nuevos itinerarios ciclistas “en un horizonte de 8 años”. Actualmente Madrid cuenta con 195 kilómetros de vías ciclistas, entre las que se incluyen el anillo ciclista (65 kilómetros) así como los ciclocarriles. La pretensión es llegar a 629 kilómetros dentro de ocho años.