La cadena de hamburgueserías americana ha gastado una inocentada a través de su agencia de comunicación. En un comunicado aseguraban que habían cambiado su nombre en España a Burguer King  para generar una mayor proximidad entre la marca y los consumidores españoles, según ha informado la multinacional en un comunicado que ha recogido Europa Press.

En concreto, la firma ha explicado que tras largos años apareciendo la marca mal escrita, Burguer King ha decidido «darle la vuelta a la situación y ser ellos los que hagan el cambio». De esta forma, el nombre de la cadena se escribirá tal y como se pronuncia, con una ‘U’ para que se escriba y se pronuncie igual.

La cadena ha asegurado, dentro de la ‘falsa’ nota de prensa, que había empezado a cambiar su logo en todas las comunicaciones de la marca y en algunos de los restaurantes de la capital. Así, el proceso de adaptación en todos los locales será paulatino y culminará en el primer trimestre de 2017.