Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento, acaba de confirmar que mañana se permitirá circular a todos los vehículos dentro de la almendra central de Madrid. De esta forma se rebaja el escenario del protocolo de contaminación del nivel 3 al 2.

Así lo ha declarado Sabanés, acompañada de Paz Valiente, directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental, en una rueda de prensa celebrada este jueves 29 de diciembre. Ambas han asegurado que Madrid ha estado muy cerca del «nivel de aviso», que finalmente se ha quedado en nivel de preaviso «por solo un microgramo». De haberse llegado al nivel de aviso, el viernes habría continuado el escenario tres, es decir, las restricciones en función de matrículas de coche pares o impares.

Hay tres niveles, han explicado las dos altos cargos: preaviso, aviso y alerta. Para activar el aviso, dos estaciones deben superar los 200 microgramos por milímetro cúbico durante dos horas consecutivas de dióxido de nitrógeno (NO2). Dos días con avisos implican el escenario tres. Pero al regresar al preaviso, el Ayuntamiento de Madrid puede volver al nivel dos, que permite circular a todos los coches a 70 kilómetros por hora, aunque está prohibido aparcar en el interior de la Almendra Central.

Acerca de las multas a los vehículos pares que hoy han entrado en la capital en contra de lo marcado por el protocolo anti contaminación, el Consistorio aún no ha hecho declaraciones. «Os daremos los detalles después», ha dicho Sabanés.

La situación en la capital

Pese a las restricciones de tráfico en Madrid, el transporte público no ha sufrido está mañana una avalancha de pasajeros. «Hay menos gente de lo habitual», aseguran los comerciantes sobre la hora punta de sus negocios. La Policía, por su parte, que ha situado numerosos controles en los accesos a la ciudad, se ha dedicado a explicar a los conductores «despistados» la medida que se aplica desde las 6.00 de la mañana.

Antes de la rueda de prensa, Ines Sabanés, delegada de medio ambiente del Ayuntamiento, había asegurado en la Cadena Ser que si la contaminación no disminuye y mañana, día 30, tienen que seguir aplicando las restricciones se tendrá que estudiar que ocurre con los madrileños y turistas que deban abandonar la ciudad para pasar las fiestas fuera de Madrid. «Todo se tendrá en cuenta. Se deberá permitir la salida».

Los agentes han empezado a multar desde primera hora a todos aquellos conductores que entraban en la ciudad con coches con matrícula par. En Atocha había menos gente de lo habitual, a pesar de la megafonía insistiendo que el de este jueves 29 de diciembre era un día para usar el transporte público. «Hay menos trasiego incluso que ayer», decía una vendedora de Lotería a las 7.25 horas en la estación de trenes más concurrida de España. «Me acabo de enterar de las restricciones», añadía el dependiente de una tienda de abalorios poco después.

Transporte público sin agobios

En el Intercambiador de Avenida de América, más de lo mismo. «Hay menos gente porque hay amenaza terrorista en Atocha, Chamartín y el aeropuerto», soltaba a las 8.15 horas una empleada de la ONCE desinformada. No hay amenaza de ningún tipo. «Lo único que hemos notado es que hay más luces», remarcaba el trabajador de una tienda de chucherías. A primera hora de la mañana, el metro transcurría sin agobios, con asientos vacíos. «Hoy la gente teletrabaja, hace pellas en el curro o qué», se pregunta José Ángel, un veinteañero ataviado con cascos de música.

En la primera hora y media de aplicación de esta medida, los efectos apenas eran notables por el escaso tráfico en el interior de la capital debido a las fechas navideñas y las vacaciones escolares. Sabanés, también ha destacado que «no ha habido ningún incidente durante estas primeras horas».

El Paseo de la Castellana a las 9.00 horas.

El Paseo de la Castellana a las 9.15 horas.

Por su parte, Esperanza Aguirre ha asegurado que «nos quieren fastidiar las Navidades a todos. Es enfrentar a las personas con los coches», aunque  el año pasado cuando fue preguntada por este tema aseguró que si la contaminación era muy alta se deberían tomar las medidas necesarias. «La gente tendrá que ir en metro», sentenció. Sabanés le ha contestado en el programa Espejo Público que «esto no es una guerra, es por la calidad del aire».

A las 10.45 horas está previsto que la delegada de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid acompañada de la directora general de Sostenibilidad y Control Ambiental, Paz Valiente, informen sobre la evolución del episodio de alta contaminación que afecta a la capital y la previsión para los próximos días, según EFE.

El mantenimiento de las actuales medidas o la adopción de otras nuevas está condicionado a las previsiones meteorológicas que, según la portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ana Casals, protagonizarán el sol y la ausencia de viento.

Ello favorecerá que no puede dispersarse la contaminación hasta, por lo menos, el domingo por la noche o el lunes por la mañana cuando está previsto que entre una borrasca por el oeste peninsular que afecte a Madrid.

Restricción histórica

El protocolo anti contaminación del Ayuntamiento de Madrid ha dado un paso de gigante que no dejará indiferente a sus habitantes. De las restricciones de estacionar en el interior de la M-30 de ayer se ha pasado a una medida inédita en la historia municipal y de nuestro país para hoy: la prohibición de circular por la capital a coches pares o impares, alternativamente. Los días pares circularán las matrículas pares, y viceversa.

Como ha ocurrido en otras capitales ultracontaminadas como Ciudad de México, París, Milán o Bogotá, entre otras, en Madrid sólo podrán circular hoy los coches con matrícula impar al ser día impar, 29 de diciembre. Del escenario 2 se ha pasado al nivel 3: la primera vez en la historia que se recurre a algo así. En toda España.

Según Higueras, que sustituye en Navidades a la responsable de Medio Ambiente Inés Sabanés, este escenario insólito entrará en vigor cuando dos estaciones de la Red de Vigilancia de la Calidad del Aire superen dos días seguidos durante dos horas consecutivas los 200 miligramos por milímetro cúbico de dióxido de nitrógeno (NO2) .

Las restricciones a los coches según la numeración durarán lo mismo que el veto a aparcar en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado): desde las  6.30 horas hasta las 21.00 horas. Esta vía extrema, ha recalcado Higueras, tiene que comunicarse obligatoriamente como tarde a mediodía de la víspera. Por lo tanto, hoy jueves al mediodía se informará si la prohibición afectará a los vehículos con matrícula impar este viernes, 30 de diciembre.

No servirá la tarjeta de residente para transitar en coche. Sortearán la restricción los coches con tres o más ocupantes, algo que generará polémica segura (en las redes ya hay quien se pregunta que qué ocurriría si uno de los viajeros se apea del coche antes que el resto). En cualquier caso, se trata de un escenario contemplado en el protocolo elaborado por Cibeles en febrero pasado.

 

El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado un cuestionario para responder a las dudas. «Las restricciones de circulación, que se aplican en los escenarios 3 y 4, son para el 50% de los vehículos. La distinción se hará por matrículas: podrán circular en días pares los vehículos cuya matrícula acabe en número par y en días impares aquellos vehículos cuya matrícula acabe en número impar», reza un apartado.

También hay un escenario previsto para los taxis. «Los taxis pueden dar servicio en todos los escenarios. En el escenario 3, se les recomienda que no circulen en vacío y que aparquen y esperen a clientes en sus paradas habituales y en las plazas azules de la zona SER (que estarán libres por la prohibición de aparcar)». El escenario 4 es el más radical, y sus implicaciones se desconocen todavía.

Motos, bicicletas, servicios especiales y de urgencia, servicios de mudanza, transporte público… hay una amplia gama de excepciones. Pero no aparecen Más de 2.000 vehículos de arrendamiento con conductor, como Uber o Cabify, se verán afectados. Asimismo, los coches oficiales se adecuarán a la misma norma general.

Hay más exenciones, como las emergencias hospitalarias particulares. «Si se llega de urgencia, habitualmente se puede entrar con el coche hasta la puerta para dejar al enfermo. Si se acude para consulta se recomienda ir, si fuera posible, en transporte púbico, vehículo eléctrico o caminando, etcétera. En caso de extrema necesidad, si aparcaras y recibieras sanción, podrías recurrirla aportando un certificado del centro hospitalario», dice la guía.