La España del boom del turismo va a propiciar un año de récord para los aeropuertos nacionales. La red de Aena ha superado los 215 millones de viajeros hasta noviembre, con lo que ya se ha rebasado la cota del anterior máximo histórico marcado en 2007, cuando se alcanzaron los 210 millones de pasajeros en aquel lejano año precrisis.

En los aeropuertos españoles operan, de manera regular o intermitente, más de un millar de compañías aéreas. Pero son sólo cuatro de ellas las que concentran la mitad de todo el crecimiento en el tráfico de pasajeros en este año histórico. Tres de ellas son los mayores grupos aéreos del mercado nacional (Ryanair, Vueling e Iberia) y la cuarta aspira a serlo con el tiempo (Norwegian).

Con los 215 millones de viajeros alcanzados entre enero y noviembre, los aeropuertos de España lograron incrementar su tráfico en 21 millones de usuarios en relación al mismo periodo del año pasado. Más de la mitad de ese aumento, hasta un total de 11,2 millones de pasajeros, los aportan Ryanair, Vueling Iberia (incluyendo su filial low cost Iberia Express) y Norwegian.

Las estadísticas de Aena incluyen, entre otros aspectos, una doble contabilización de los pasajeros de vuelos nacionales. Y es que una misma persona que coge un vuelo entre dos ciudades españolas se cuenta como un viajero en el aeropuerto de partida y otro en el aeropuerto de destino. Eliminando este efecto, los aeropuertos españoles habrían registrado hasta noviembre no 215 millones de viajeros sino algo más de 183 millones de viajeros, un 11,5% más que el año anterior o 18,5 millones de pasajeros extra.

Utilizando esta otra contabilización -que sirve para calibrar más fielmente la evolución real del número de viajeros de cada una de las aerolíneas- Ryanair, Vueling, Iberia y Norwegian siguen quedándose casi con la mitad de todos esos nuevos pasajeros que ha registrado España. Del total de 18,5 millones de viajeros adicionales registrados, más de 8,7 millones corresponderían a los incrementos registrados por este cuarteto de compañías [Ver tabla].

Ryanair, más líder

Ryanair refuerza aún más su liderazgo en el mercado español, con 32,3 millones de pasajeros hasta noviembre, un 13,5 % más (o 3,8 millones de viajeros adicionales). El gigante irlandés del bajo coste abre brecha con sus rivales en pleno proceso de expansión en el mercado nacional con la apertura de nuevas rutas, y aspira a seguir creciendo por encima del 10% en los próximos años y acabar transportando uno de cada cuatro viajeros en España.

Vueling, tras el caos organizativo que sufrió este verano –con cientos de vuelos cancelados por no disponer de aviones ni plantilla suficientes-, ha reducido desde entonces su crecimiento. Pero aún mantiene un fuerte incremento de tráfico del 10,2%, hasta los 21,2 millones de viajeros (1,9 millones más).

Entre los que más aprovechan el boom del sector también está Iberia. La antigua compañía de bandera aún no nota el freno al crecimiento que ha impuesto su matriz IAG para contener los efectos del Brexit. Iberia, , sumando los datos de su filial Iberia Express (a la que ha cedido gran parte de sus rutas domésticas y europeas), supera los 17,3 millones de pasajeros, con un alza del 12,6% en un año o 1,9 millones de viajeros más.

Norwegian es con diferencia la aerolínea que más crece en el mercado español. Y lo lleva siendo desde hace más de un año. El grupo nórdico ha elegido España como uno de sus grandes polos de expansión, atreviéndose y creciendo con fuerza también en las rutas domésticas (con Canarias y Baleares como centros de crecimiento en rutas nacionales). Norwegian ha disparado su tráfico casi un 30%, alcanzando los 6,3 millones de viajeros y sumando 1,4 millones de pasajeros adicionales en diez meses.