Las viviendas nuevas vacías construidas a partir de 2008, año I de la gran crisis inmobiliaria española, se han reducido en España pero su elevado número continúa siendo preocupante. Según datos de la tasadora Tinsa presentados este martes, se ha pasado de una de cada cuatro casas sin habitar (24,9%) a prácticamente una de cada cinco (21,3%) desde aquel fatídico año. De 389.000 a 340.000 unidades, con 63.100 actualmente en construcción.

En general la tendencia es reducir el stock de hogares nuevos vacíos. Y hay resultados impresionantes en algunas partes, de acuerdo con los datos de Tinsa: es el caso de la ciudad de Bilbao, que pasa de un stock del 15% hace año al 7,5%; o de la costa granadina, cuyas casas vacías eran del 16% en 2015 y ahora solo del 6,4%. «Pese a todo, aún se mantienen tasas elevadas de sobreoferta en algunas ubicaciones», reza el informe de la tasadora. «En las costas, los principales problemas siguen concentrados en la franja entre Tarragona y Almería».
[is_not_mobile]

Provincias y áreas con más del 25% de stock de viviendas vacías. Luis Sevillano

[/is_not_mobile]
[is_mobile]

Provincias y áreas con más del 25% de stock de viviendas vacías. Luis Sevillano

[/is_mobile]

Esta última provincia precisamente reúne la mayor concentración de casas vacías, con el 37,6% y municipios destacados en esta lid como El Ejido o la hiperturística Roquetas de Mar. A nivel provincial le siguen la castellano-manchega Cuenca (36,2%) y Castellón (30,3%), pero hay otra bolsa que se localiza al sur de Madrid, en el límite con Toledo, donde las ciudades-dormitorio de la capital tienen un 31,8% de viviendas hechas desde 2008 sin ocupar. Un año antes, este mismo área llegaba al 40% por lo que la reducción interanual ha sido significativa. La Comunidad de Madrid solo tiene un 16%.

De Almería a Tarragona

La Costa de Almería no es sin embargo el litoral con más stock desocupado: es la Costa del Azahar, en Castellón, con el 32,9%. «En Alicante y la Costa Blanca la tasa de stock está ligeramente por encima de la media nacional, pero en la costa de Castellón se dispara», destaca Tinsa. Cuatro provincias (Almería, Castellón, Lérida y Cuenca) rebasan el 30% de casas vacías construidas desde 2008 sobre el total de vivienda nueva; otras siete (Valencia, Murcia, Toledo, A Coruña, Granada, Tarragona y León) superan el 25%.

Cuenca es la provincia reina de casas vacías en el interior. La localidad de Tarancón, dentro del área de influencia de Madrid, es el epicentro del stock conquense de pisos inhabitados. Pese al abultado stock, el mensaje de Tinsa es más positivo que pesimista: «La mejora del contexto económico y de empleo también está favoreciendo la absorción gradual del stock».