Fomento escucha a Renfe, Aena, Adif e Iberia, que piden todas ellas una conexión de alta velocidad al aeropuerto de Madrid-Barajas-Adolfo Suárez. Las cuatro empresas hicieron la petición el martes en un foto empresarial: se trata de una vieja reivindicación que ya hicieran los ex responsables de Fomento José Blanco y Ana Pastor, antes de que esta última enterrara la posibilidad en 2015.

Ahora vuelve la opción de llevar el AVE al aeropuerto más grande de España por orden de Fomento, que también ha rescatado la alta velocidad a Santander, la ciudad de la que el ministro era alcalde hasta hace solo un par de meses. Según fuentes ministeriales, un encargo está en marcha para analizar la viabilidad de llevar el AVE a alguna de las cuatro terminales, algo que en la Unión Europea ya  existe en el aeropuerto Charles de Gaulle en París, adonde llegan los TGV franceses. Como la línea cántabra, de momento las intenciones se quedan en un informe.

La petición fue realizada el martes en un foro por Renfe, Aena, Adif e Iberia

En Fomento se rechaza que esto implique directamente hacer un AVE hasta el aeropuerto. “Se va a encargar un estudio de viabilidad para ver la posibilidad de hacer un hub ferroviario  Barajas- Chamartin. Eso es todo”, indican portavoces ministeriales. En realidad, un hub es prácticamente lo que ya hay, un gran centro ferroviario-aeroportuario, aunque sin conexión directa (el Cercanías tiene una parada intermedia entre Chamartín y la T4).

El encargo se encuentra en la fase inicial, pero ya se manejan algunas hipótesis. Por ejemplo, aprovechar el denominado túnel de la risa, la conexión por alta velocidad entre Atocha y Chamartín que lleva padeciendo, al igual que muchas obras de Adif, varios años de retraso y que Fomento espera inaugurar antes de junio, siempre que se cumplan sus previsiones.

Las posibilidades que Fomento ha manejado en los años precedentes son variadas. Y pasarían, en cualquier caso, por acceder directamente al aeropuerto no solo desde Madrid (la capital y Barajas ya están unidas por Metro de Madrid, Cercanías, autobuses y taxis) sino desde alguno de los grandes ejes de alta velocidad en España, a saber: Alicante, Valencia, Málaga, Sevilla y Barcelona, de acuerdo con varias fuentes ferroviarias consultadas.

Es una vieja idea cuyas obras se llegaron a anunciar para 2011, erróneamente

“No tiene sentido coger un AVE en Atocha para ir a Barajas pero a lo mejor sí desde la costa. Y quizás no sea tan difícil unir Madrid al aeropuerto con las obras que están ya hechas o en curso”, razona una persona conocedora de los entresijos ferroviarios patrios, quien también confirma la noticia. Una de las opciones pasa por recurrir al tercer carril, esto es, la técnica que permite combinar la alta velocidad con el tren convencional en la misma vía.

A finales de 2009, todavía en plena expansión del AVE a pesar de la crisis, Blanco anunció que las obras para llevar la alta velocidad a Barajas arrancarían en 2011, idea que nunca se llevó a cabo. Esperanza Aguirre en su etapa de presidenta de la Comunidad de Madrid fue la que más activamente reclamó la medida, petición a la que se sumó después Ana Botella cuando fue nombrada alcaldesa.

En Adif hay quien juzga “innecesario” el ramal al aeropuerto por las decenas de obras paralizadas

Otras fuentes de Adif juzgan el ramal de “completamente innecesario”. Estas críticas apuntan a las obras paralizadas o en litigio en manos del gestor ferroviario, que se cuentan por decenas. La Y vasca, el interminable túnel de Pajares, el AVE a Galicia, la ampliación la alta velocidad a Murcia, los incidentes registrados en la provincia de Almería, la llegada del AVE a Granada, la parálisis del Corresdor Mediterráneo… o el propio túnel de la risa.