La división de banca de inversión de Santander da por hecho que Bankia va a protagonizar próximamente una operación corporativa. Este factor es, de hecho, uno de los factores que el grupo que preside Ana Botín valora positivamente para recomendar comprar las acciones del banco nacionalizado.

Santander señala en una nota remitida a sus clientes institucionales que otorga a Bankia un precio objetivo de 1,15 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 21%, desde lo niveles a los que cerró en la última sesión.

Santander otorga al banco que lidera Goirigolzarri un potencial de revalorización del 21%

Los analistas señalan que confían en la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri por el «incremento de la generación de capital, que se plasmará en una mayor remuneración al accionista», y por una «operación corporativa que creará valor para los accionistas», en alusión a una integración con BMN.

Además, Santander apunta que sólo Bankia y Santander han sido capaces de mejorar su ratio de capital en el último trimestre del año, frente al trimestre anterior. En el caso del grupo que controla el Estado a través del Frob, el incremento del capital de máxima calidad  Core Tier 1 fully loaded completamente implementado se sitúa en 20 puntos básicos, pese «al impacto de la revisión del modelo de riesgos» por la entrada en vigor de la nueva normativa del Banco de España.

Santander apunta que, frente a Bankia y a excepción del propio Santander, el resto de entidades españolas ha visto reducirse su solvencia en el último trimestre de 2016, mientras en Sabadell se ha mantenido plano.

Proceso de venta de BMN

El Gobierno, a través del Frob, controla en torno al 66% de Bankia y un porcentaje similar en BMN, de ahí que una operación entre ambos haya estado siempre encima de la mesa.

Aunque le Frob ha abierto un proceso de venta ordenada, que está liderando Société Généralé, el sentir general en el Ministerio de Economía y en el Banco de España es que el grupo que nació de la fusión entre Caja Granada, Caja Murcia y Sa Nostra se integrará finalmente en Bankia.

Los expertos coinciden en que la integración de BMN y Bankia sería favorable desde el punto de vista de diversificación de negocio y regional y podría traducirse desde un primer momento en una mejora de beneficios que podría multiplicar su valor.

Goirigolzarri señaló recientemente, como ya había hecho en otras ocasiones, que “una operación con BMN tiene sentido industrial, pero queda por ver si también tiene sentido financiero”. El directivo no quiso pronunciarse al respecto de una posible fusión, porque “no estamos en este capítulo y, si llegamos, hablaremos”.

La integración de Bankia y BMN daría lugar a un grupo con activos por valor de 245.000 millones, más de 2.500 oficinas y 17.000 empleados.

Aunque el escenario más plausible es la alianza entre ambos bancos, otros analistas diseñan escenarios teóricos en los que emparejan Bankia con otras entidades.

Para los analistas de Citi, la opción de una fusión de Popular con una entidad como Bankia tiene sentido. “Bankia sería el banco que sacaría un mayor rendimiento en términos de beneficios. El banco, controlado por el Estado, elevaría su beneficio por acción en un 49%. También su rentabilidad, uno de los grandes caballos de batalla que enfrenta la entidad -y, en general, el conjunto del sector- sufriría un notable repunte: su tasa ROTE (el retorno sobre el capital tangible) experimentaría un repunte de 370 puntos básicos», explica en el banco norteamericano.