Las carreteras españolas robaron 1.160 vidas en 1.028 accidentes de tráfico. 2016 ha sido un año negro respecto a las cifras de tráfico, unos números mortales a los que hay que añadir las 5.067 personas hospitalizadas por culpa de un siniestro. Estas cifras han acabado con la tendencia a la baja que se estaba produciendo sistemáticamente en España en los últimos 13 años. 2016 ha fulminado una predisposición positiva en la carretera. Los motivos son muchos y muy variados. La crisis ha envejecido el parque móvil (cuya media supera los 10 años), ha descuidado las carreteras y su mantenimiento se ha dilatado, por no hablar del exceso de velocidad y la imprudencia de los conductores.

Una de las primeras acciones de Juan Ignacio Zoido como ministro del Interior ha sido implantar un plan de medidas urgentes, con el objetivo de «mejorar el sistema y reducir la siniestralidad». El ministro entiende que es el momento de atajar el repunte de víctimas mortales en las carreteras. «Debemos intentar minimizar los errores y, cuando se produzcan, que consigan disminuir la mortalidad». Concienciado con el problema, el ministro ha presentado en el Congreso sus planes respecto al tráfico.

Se trata de una serie de medidas con las que pretende revertir la tendencia a la alza de los accidentes de tráfico. Entre todas destacan: el refuerzo de la seguridad en zonas de adelantamiento con mayor siniestralidad, la implantación de avisadores de velocidad, la mejora de la identificación y metodología de análisis de los puntos negros, los nuevos criterios para la implantación de radares, la mejora en la formación de los operativos de vigilancia, más control en el uso del cinturón de seguridad y la novedosa implantación de cruces inteligentes.

¿Qué son los cruces inteligentes?

Para mejorar la seguridad en los cruces más peligrosos en carreteras convencionales se instalarán sistemas de señalización dinámica avisando de la presencia de vehículos en cruces. Cuando el sistema localice un vehículo en uno de los ramales de acceso al cruce se activará un panel luminoso, que alertará al conductor que circula por la vía con preferencia de la presencia de vehículos en el cruce, llamará su atención de manera que facilitará la reacción del conductor para que modere la velocidad al aproximarse al cruce.

[is_not_mobile]

Sistema automático de advertencia de peligro en las intersecciones | Imagen cortesía de ESRI

Sistema automático de advertencia de peligro en las intersecciones | Imagen cortesía de ESRI Luis Sevillano

[/is_not_mobile]

[is_mobile]

Sistema automático de advertencia de peligro en las intersecciones | Imagen cortesía de ESRI

Sistema automático de advertencia de peligro en las intersecciones | Imagen cortesía de ESRI Luis Sevillano

[/is_mobile]

Jesús Gascón Navarro, director de Fabricación y Compras de SICE, empresa especializada en el desarrollo de soluciones a problemas de tráfico, explica que “cuando el sistema detecta la presencia de un vehículo aproximándose al cruce, alerta de esta situación –activándose la señal luminosa– a los vehículos que circulen por el tronco principal –con preferencia de paso– para que puedan conocer con antelación suficiente esta circunstancia, adecuando su velocidad y extremando la atención”.

No es un sistema nuevo. De hecho, ya está funcionando en cuatro puntos seleccionados por su alta siniestralidad. Dos de ellos, los localizados en las provincias de Madrid y León, pertenecen, además, a secciones de carreteras secundarias identificadas como Tramos de elevada Concentración de Accidentes (TCA).

Los cruces inteligentes son un sistema nuevo, de hecho, ya están funcionando en cuatro puntos seleccionados por su alta siniestralidad

No sólo la peligrosidad ha sido determinante para su elección. También se ha tenido en cuenta, como especifica Jaime Moreno, subdirector de Gestión de la Movilidad de la Dirección General de Tráfico, “aquellos que por su configuración resultaba más eficiente la colocación de estos sistemas”. Instalados por SICE, las localizaciones son: León (en la N-VI, en el pk 399); Madrid (también en la N-VI, pk 56); Navarra (N-113, pk 78) y A Coruña (N-634,pk 675). En estos cuatro puntos kilométricos se produjeron, entre 2012 y 2014, un total de 48 accidentes con víctimas, 3 muertos y 74 heridos.

«Se trata de una tecnología autónoma, ya que muchas veces estos puntos negros suelen estar en lugares aislados, de manera que las comunicaciones van por GPRS, no hace falta cable y la estación se alimenta de energía solar», explica Gascón. En breve, el Ministerio adjudicará 45 nuevos cruces con un presupuesto de 2,4 millones de euros.

Un siglo dedicado al tráfico

SICE es una empresa española, filial de ACS, con alta implantación internacional que ha desarrollado soluciones a problemas de tráfico similares en diferentes ocasiones mediante la gestión inteligente de los sistemas de control.

Entre sus logros destaca la implantación del sistema de tráfico integrado de la ciudad de Moscú, la más congestionada del mundo en 2013 según TomTom. Tras la puesta en marcha de la solución SICE Smart Mobility ADIMOT, que centralizó casi 2.000 cruces semafóricos en un tiempo récord de un año, la congestión global de la ciudad disminuyó en un 15%, cayendo hasta en un 37% en hora punta y bajando del primer al quinto puesto mundial.

La participación de SICE en este proyecto está respaldada no sólo por su dilatada experiencia en proyectos de tráfico urbano, sino principalmente por su alto nivel de conocimiento, a la vanguardia de la tecnología, en muchos y variados sectores, que le permite ofrecer soluciones óptimas a todos los aspectos de este ambicioso proyecto.

La historia de la empresa, con casi 100 años de presencia en el mercado, está estrechamente vinculada a la gestión Inteligente de Transporte y Tráfico, Sistemas de Vigilancia Medioambiental y de Alumbrado público, pudiendo encontrar equipos y sistemas de SICE en casi 5.000 kilómetros de carretera, 300 kilómetros de túneles y 1.800 vías de peaje, repartidos en 50 países de los cinco continentes.


Este contenido ha sido elaborado con la colaboración de SICE, empresa filial de ACS