Dos años después, Apple está de récord. La compañía de la manzana ha alcanzado este lunes en bolsa los niveles más elevados de su historia, superando sus anteriores máximos, registrados en febrero de 2015. Sus acciones se situaron al cierre en los 133,29 dólares.

Este hito representa el previsible colofón a la espectacular racha que ha registrado Apple en los últimos tiempos y que le han permitido elevar su valor en casi un 50% en los últimos nueve meses. De este modo, la firma se consolida como la mayor cotizada del mundo por capitalización, con una valoración que roza ya los 700.000 millones de dólares (unos 660.000 millones de euros).

Sólo las 18 mayores economías del mundo tienen un PIB superior al valor de mercado de Apple

Las dimensiones del gigante tecnológico resultan más impresionantes si se miden en términos relativos. El valor de mercado actual de Apple es equivalente al de las 58 mayores cotizadas de la bolsa española. Trasladado a términos de PIB, la empresa que dirige Tim Cook se situaría como la decimonovena mayor economía del mundo, por encima de países como Suiza o Arabia Saudí. Su valor es superior al del producto conjunto de las 88 economías más pequeñas del mundo.

Estas cifras son resultado de la notable mejora que ha experimentado el sentimiento del mercado hacia la compañía en los últimos meses. A ello han ayudado los últimos resultados publicados por la tecnológica. El pasado uno de febrero informó de un incremento de sus ventas trimestrales hasta los 78.400 millones de dólares, unos niveles récord auspiciados por las fuertes ventas de su enseña principal, el iPhone.

A favor del negocio de la compañía han jugado, entre otras cuestiones, las dificultades que han atravesado algunos de sus principales competidores en el terreno de los smartphone, como es el caso de Samsung, que en octubre tuvo que retirar del mercado su dispositivo Galaxy Note 7, por una serie de defectos que llegaban a provocar que los teléfonos se incendiaran.

Asimismo, el mercado ha valorado de forma creciente la apuesta de la compañía por su división de Servicios, que registró un crecimiento del 18% en el último trimestre, liderado por los fuertes ingresos de la App Store, así como del buen hacer de los servicios de música de iCloud. La dirección de la compañía se ha marcado el objetivo de duplicar los ingresos de esta división en cuatro años.

Para muchos expertos, el desarrollo de estos ingresos es esencial para hacer de Apple una compañía menos dependiente de los sucesivos lanzamientos del iPhone. En este sentido, UBS reiteró este lunes su consejo de compra sobre el valor, afirmando que el negocio de Servicios está infravalorado por el mercado. En opinión de Steve Milunovich, analista de la entidad suiza, «si los servicios de Apple fueran valorados de manera similar a PayPal, la acción cotizaría al menos un 10% por encima».

Esperando el nuevo iPhone

Con todo, el último tirón de Apple en bolsa parece conducido, una vez más, por las perspectivas en torno al iPhone. Inversores y analistas empiezan a trasladar ya su mirada hacia el siguiente lanzamiento del dispositivo, que se espera que tenga lugar en el cuarto trimestre de 2017, coincidiendo con su décimo aniversario. En el mercado se alimentan crecientes expectativas sobre la posibilidad de que el nuevo smartphone de la compañía incluya mejoras tecnológicas de calado.

Goldman prevé que el nuevo iPhone incluya mejoras sustanciales como servicios de realidad aumentada

En este aspecto, los analistas de Goldman Sachs observan potencial para que la siguiente gama del iPhone presente mejoras sustanciales respecto a su antecesor. «Entre las capacidades que podrían estimular la demanda se incluyen cambios en los factores formales, atribuibles a la pantalla OLED, así como la probabilidad de realidad aumentada y la tecnología de detección 3D», señalan en un informe.

La entidad sostiene que aunque ninguno de estos desarrollos ha sido explícitamente reconocido por la compañía existen razones para el optimismo al respecto. «Además del progresivo optimismo del consejero delegado Tim Cook en torno a la realidad aumentada, Apple se ha asegurado numerosas patentes y ha invertido con fuerza en el desarrollo de la realidad aumentada», indican.

El banco estadounidense otorga a las acciones de Apple un precio objetivo de 150 dólares, un 12% por encima de los niveles actuales.

La creciente demanda de iPhone, por encima de la oferta, han motivado que firmas como Pacific Crest resalten que la compañía cuenta con margen para volver a aumentar los precios de su próximo modelo de gama alta. De hecho, en las últimas semanas se ha especulado con que la versión superior del próximo iPhone superará la barrera de los 1.000 dólares por unidad (unos 943 euros).